¿Es posible vacunarse durante el embarazo?

Sí, es posible vacunarse durante el embarzo, aunque siempre dependerá de las características de la vacuna. Están contraindicadas aquellas vacunas de gérmenes vivos atenuados (antifiebre amarilla, antigripal, antisarampión, antiparotiditis, pólio oral, antirubeola, antivaricela, antitifoidal y antituberculosa) ya que existe un riesgo teórico de que el gérmen debilitado produzca una infección que podría pasar al bebé. En cambio, son seguras las vacunas con virus inactivo (muerto) ya que no existe riesgo de infección. De hecho, las vacunas de la gripe y la dTpa se recomiendan durante el embarazo. Es importante hablar con el médico sobre las ventajas e inconvenientes de las vacunas antes de administrarlas. El mejor momento para vacunarse es a partir del segundo trimestre.

vacuna

¿Qué vacunas se recomiendan durante el embarazo?

Vacuna de la gripe. Los cambios que se producen durante la gestación hacen que se incremente el riesgo de sufrir complicaciones secundarias a la gripe, por lo que se recomienda la vacunación a partir del segundo trimestre de aquellas mujeres que estén embarazadas cuando llegue la temporada de la gripe. Esta vacuna tiene un alto grado de seguridad y no se descrito ninguna complicación para el bebé.

Vacuna dTpa (diftéria, tétanos y tos ferina). Es una vacuna segura y se recomienda a todas las embarazadas a partir de las 20 semanas de embarazo para proteger a la mamá y al bebé de estas infecciones, independientemente de cuando hayan recibido la última dosis de vacuna del tétanos. Los diferentes componentes de esta vacuna son:

- Antidifteria. Se recomienda su uso para prevenir la infección del bebé después del parto. La difteria es una enfermedad potencialmente muy grave durante los primeros meses de vida del bebé. Al vacunarse la mamá durante el embarazo, le pasa anticuerpos al bebé que lo protegerán antes y después del parto.

- AntiTetánica. Se aconseja su uso para prevenir esta infección en la mamá, especialmente en mujeres que habitan zonas rurales. Los anticuerpos que fabrica la embarazada y pasan al feto, también protegen al bebé del tétanos neonatal, forma muy grave de esta enfermedad. Los anticuerpos permanecen en el bebé los primeros seis meses de vida.

- Tos ferina. También se recomienda su uso para prevenir esta infección respiratoria los primeros meses de vida del bebé. El momento idóneo para la vacunación es entre las 28 y las 32 semanas de gestación. Te lo explicamos detalladamente en el artículo: "Vacuna contra la tos ferina: nueva recomendación para embarazadas".