¿Cómo planificar el viaje durante el embarazo?

¿Qué precauciones tomar cuando se quiere viajar durante el embarazo? Antes de planificar un viaje hay algunos aspectos a tener en cuenta:

89794925ok

- Conocer las pruebas y visitas que se realizan para el control del embarazo. Para poder planificar el viaje en fechas en que no coincidan con alguna prueba importante. Por eso, el momento ideal para viajar es el segundo trimestre, una vez realizada la primera visita y la primera ecografía.

- Conocer la climatología de la zona. Es importante adecuar el vestuario a la zona geográfica donde nos dirijamos. En general la ropa ha de ser holgada, de fibra natural y colores claros. Llevar calzado cómodo ya que en zonas cálidas, húmedas y en gestaciones avanzadas el riesgo de edemas es más frecuente.

- Vigilar el sol. Los cambios hormonales que se producen en el embarazo sensibilizan la piel ocasionando manchas (cloasma) por lo que es importante el uso de protectores solares y evitar las horas más calurosas cuando las radiaciones solares son más intensas (de 12-16h). Dichas manchas o cloasma suelen desaparecer después del parto pero es importante la protección solar para evitar quemaduras por exposición y manchas permanentes principalmente en las zonas de la cara y el escote.

- Llevarse los medicamentos que se necesitarán. Si se realiza algún tratamiento especial (insulina, tiroxina, heparina) lo mejor es llevárselo en la maleta o asegurarse que se podrá adquirir en el lugar de destino. Siempre es útil llevar a mano: los datos clínicos del embarazo (carnet de la embarazada), los teléfonos de nuestro médico y también los de nuestro centro maternal. Recordar que durante la gestación, algunos medicamentos de uso común (como los antiinflamatorios) están contraindicados en el segundo y tercer trimestre. Por ello será recomendable consultar al especialista ante cualquier situación en la que se plantee la toma de medicamentos.

- Decidir con antelación qué actividades se van a realizar. Al planificar el viaje es importante evitar aquellas actividades en las que exista riesgo de caídas.

- Ponerse las vacunas necesarias. Dependiendo del país de destino sería conveniente consultar con el servicio de atención al viajero o medicina tropical por si fuera necesario vacunarse o tomar  algún tipo de medicación antipalúdica.

- Intentar moverse periódicamente durante los trayectos con transporte. Si se va en avión, es bueno moverse unos 15 minutos cada hora, para evitar la hinchazón de piernas y reducir el riesgo de trombosis. Si se va en coche o autobús es aconsejable salir del vehículo en cada parada y andar un poco.