Cambios en los pechos durante el embarazo

El aumento de tamaño y cambios en los pechos es absolutamente normal durante el embarazo, pues tiene como objetivo la preparación para la lactancia. Estos cambios están mediados por un aumento de hormonas femeninas a lo largo de la gestación. Los primeros meses, se acumula grasa en los senos y las glándulas mamarias aumentan de tamaño. A medida que crecen los pechos y se estira la piel, es posible que sienta tensión mamaria, picazón o aparezcan estrías.

Durante el embarazo, hay un aumento en el suministro de sangre a las mamas, y esto puede causar venas azuladas debajo de la piel. Los pezones se tornan más oscuros y la aréolas también, además crecen y las pequeñas glándulas de las aréolas aumentan y se vuelven irregulares, segregando una sustancia oleaginosa (calostro) que evita que se resequen y se agrieten.

pecho3

 

¿Es normal que los pechos crezcan durante el embarazo?

Sí, es normal que los pechos crezcan durante el embarazo. Durante el embarazo los pechos o mamas cambian de forma notable:

• Incrementan su tamaño durante el embarazo, rápidamente durante las primeras 8 semanas y a un ritmo constante posteriormente, llegando a aumentar del 25 al 50%.

• Este crecimiento puede condicionar un cierto malestar o sensación de tensión mamaria.

• Los pezones también crecen y se vuelven más móviles, igualmente crece la areola y adquiere una mayor pigmentación.

• También pueden visualizarse venas azuladas debajo de la piel.

• Al progresar el embarazo pueden desarrollarse estrías en las mamas (estrías gravídicas), ocurriendo principalmente en el último trimestre del embarazo.

• A partir del segundo trimestre, algunas mujeres tienen secreciones de los senos.

Estos cambios en las mamas son más evidentes en un primer embarazo.

 

¿Cómo puede evitarse las molestias en los pechos y estrías durante el embarazo?

El cuidado de los pechos durante el embarazo puede mejorar los síntomas y ayudar a la prevención de estrías:

• El sostén de maternidad mejora la sujeción de los pechos y puede aliviar muchas molestias musculares. Los sostenes de algodón suelen ser más cómodos que los sintéticos. Durante la noche, también se recomienda usar sostén.

• Una buena higiene de los pechos también ayuda a minimizar las posibles molestias. Se aconseja lavarlos con agua tibia y evitar el uso de jabón en la areola para no resecar la piel.

• Para prevenir la aparición de estrías, es importante una buena hidratación de la piel de las mamas. Se aconseja la aplicación de cremas hidratantes específicas para las mamas mediante un suave masaje.

• Si existe secreción de calostro, se recomienda el uso de almohadillas desechables o lavables. También es importante dejar secar los pezones al aire un par de veces al día y después de bañarse.