Cambios en el pelo durante el embarazo

Durante el embarazo muchas mujeres experimentan con satisfacción como su cabello se ve más sano y con más volumen que de costumbre. Sin embargo, no es porque el cabello esté creciendo o se esté adquiriendo más grosor de lo habitual. Lo que sucede durante la gestación es que los cambios en los niveles hormonales hacen que el cabello permanezca en una fase de descanso, lo que hace que se pierda menos cabello diariamente. Algunas mujeres incluso notan que su pelo se vuelve más brillante, o que cambia de textura –el cabello rizado se vuelve lacio, por ejemplo–.

 56568039

En cambio, cuando la mujer no está embarazada,  se le caen, más o menos, 100 cabellos al día. Y es que mientras entre el 85 y 95 por cierto del cabello crece, el resto (del 5 a 15 por ciento) permanece en una fase de descanso y luego se cae de forma natural –al cepillarse o durante el lavado– para ser reemplazado por nuevo pelo. 

La cabellera también cambiará una vez haya nacido el bebé. Después de dar a luz y de que las hormonas se nivelen (por lo general unas 12 semanas después del parto), más cabello pasará a una fase de caída. No hay que alarmarse si empieza a caer a puños, pues es totalmente normal. 

Sin embargo, no todas las mujeres notan cambios drásticos en su cabello cuando están embarazadas o después de que nacen sus bebés. Es común que esos cambios sean más notorios en las mujeres que tienen largas cabelleras.