peso-y-dieta

Peso y dieta

¿Debo incluir aceites y grasas como parte de una dieta sana?

Aunque no constituyan un grupo de alimentos en sí mismo, los lípidos (aceites y grasas) te aportan nutrientes importantes y son fuentes concentradas de energía esenciales durante el embarazo. Por ejemplo, una cucharada de aceite contiene el doble de energía que una cucharada de azúcar.

Aceite-oliva

Grasas necesarias en el embarazo

Durante el embarazo, las grasas que consumes contribuyen al desarrollo de los órganos fetales y la placenta. No obstante, la mayoría de aceites y grasas que consumas deberían ser de origen vegetal (es especialmente recomendable el aceite de oliva); éstos, así como la grasa que se encuentra en el pescado, aportan las grasas que se consideran cardiosaludables, por su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados.

Es recomendable limitar el consumo de grasas de origen animal y de grasas ocultas en alimentos procesados y fritos en general.