Semana 29

de embarazo

Semana29 notext

Cambios fetales: Sigue madurando su aparato digestivo y respiratorio

¿CUÁNTO MIDE Y PESA EL FETO? Las medidas del feto están sobre los 37-38 cm de la cabeza a los pies y el peso se encuentra sobre 1300-1350 gramos.

En esta semana, se entra en el tercer y último trimestre del embarazo. El feto ya tiene cejas, pestañas y el cabello empieza a alargarse, haciéndose visible por ecografía en algunos casos. En estos momentos el feto ya empieza a abrir y cerrar los ojos, y sus ojos ya son sensibles a la presencia de luz. Sin embargo, aun no es capaz de ver nada ya que, debido a la ausencia de luz dentro del útero, la vista es el único sentido que no podrá experimentar hasta que haya nacido

En este momento los huesos están completamente desarrollados y tiene su forma bien definida, pero permanecen blandos y flexibles ya que el proceso de osificación, que es lo que les da su rigidez, aún está produciéndose. La piel comienza a tornarse rosa y lisa y está cubierta por el vérmix (sustancia blanquecina con función protectora) que continúa aumentando. En estos momentos el diámetro de su cabeza todavía es mayor que el de su abdomen, por eso los niños prematuros suelen tener una cabeza desproporcionada en relación al resto del cuerpo. A partir de este momento, esta desproporción entre abdomen y cabeza empieza a revertirse lentamente hasta la semana 35, momento en el que el diámetro del abdomen es mayor que el de la cabeza. El sistema nervioso central sigue su proceso de maduración y en estos momentos la superficie del cerebro ya presenta la mayoría de los surcos principales. En el aparto respiratorio, los alvéolos creados en etapas previas siguen su proceso de maduración incrementado la superficie de contacto con los capilares y por lo tanto aumentando la capacidad del pulmón para intercambiar oxígeno. En estos momentos los testículos continúan con el proceso de descenso desde el abdomen hasta la bolsa escrotal.

 

VídeoS

semana 29 de embarazo

29.0 sem1
29.1 sem2
29 77280808

Cambios en la madre

Aumento de peso

El aumento de peso en el tercer trimestre suele estar sobre los 5 kg, lo que supone un aumento de medio kilo por semana. Por ese motivo, la embarazada puede sentirse más torpe de movimientos de lo habitual y también notar que se cansa más rápido que antes.

Estamos en la recta final del embarazo, así que, en el caso de sentirse un poco más cansada de lo habitual, conviene llevar una vida más tranquila disminuyendo en la medida de tus necesidades el nivel de actividad diaria (trabajo, tareas domésticas, ejercicio…). Se debe evitar realizar esfuerzos excesivos, realizando pausas frecuentes tanto si tiene que permanecer sentada mucho rato seguido (es bueno levantarse cada hora unos 5 minutos para estirar las piernas), como estar mucho tiempo de pie, (es aconsejable sentarse y descansar con las piernas en alto periódicamente).

El aumento de volumen que se produce tanto por el aumento de peso como por la retención de líquidos puede provocar que aparezcan estrías en la piel, sobre todo en el abdomen, los muslos, las caderas y los pechos. Es muy importante prevenir su aparición, porque una vez establecidas es muy difícil que desaparezcan. Para prevenir su aparición es conveniente mantener la piel bien hidratada con cremas específicas para ello con el objetivo de mantener la piel flexible, bien hidratada y estimular el crecimiento de tejido conjuntivo.

 

29 146961219

En la consulta se puede oir el latido cardíaco del feto cuya frecuencia oscila entre 120 y 160 latidos por minuto.

Control del embarazo

Pruebas diagnósticas: Un latido constante

En este periodo de embarazo, en ausencia de complicaciones, las visitas se realizan cada 4-6 semanas. En las visitas con el médico/comadrona consulta, se escuchará de nuevo el latido cardíaco del feto, cuya frecuencia cardiaca oscila entre 120 y 160 latidos por minuto.

En el caso de que la gestante acuda al médico si presenta un aumento de la hinchazón de los pies o  la cara  o dolor de cabeza persistente  es importante que consulte a su médico para descartar la presencia de complicaciones.

A las embarazadas con Rh negativo, les administrarán la inyección de la gammaglobulina anti-D si no lo han hecho aún, para evitar la anemia y la ictericia del feto al nacer.


Volver al semana a semana