el parto

Clases de preparación al parto, aprendiendo a respirar

Aprender a respirar, a controlar las contracciones, a preparar un biberón. Esto y mucho más es lo que las matronas explican en las clases de preparación al parto, todo un clásico cuyo objetivo básico es la preparación de la pareja ante el embarazo, el parto y el postparto, proporcionando a la madre la capacidad física y mental para afrontar uno de los momentos más ansiados (y temidos) de su vida.

 preparto86534032

¿Para qué sirven las clases preparto?

Las mujeres siempre han compartido información entre ellas acerca del embarazo y el nacimiento. No obstante, las primeras clases de educación maternal datan de 1913, impartidas por la Cruz Roja como resultado de la preocupación social de la salud pública. Actualmente, existen programas que sirven como instrumento básico de actuación para las matronas y que permiten mejorar la morbimortalidad (es decir, que previenen enfermedades que pueden llegar a ser mortales) perinatal y maternal; en ellos se incluye información y entrenamiento para el proceso de gestación, parto y puerperio a partir del segundo trimestre.

En la clase de preparación al parto se explica la evolución de un parto normal. Entre otras muchas cosas, aprenderéis a distinguir las contracciones de parto y a controlar la respiración durante las mismas para disminuir el dolor. También aprenderéis a realizar los llamados masajes perineales, muy recomendados durante el mes previo a la fecha probable de parto. Estos masajes, realizados con aceite de almendras o rosa de mosqueta, se concentran en la zona del periné, estirando hacia abajo durante 5-10 minutos, unas dos veces por semana. Se ha demostrado que la práctica continua de masajes perineales, a pesar de resultar molesta en un principio, ayuda a reducir el daño perineal en el parto, sobre todo en nulíparas (madres primerizas), así como el dolor postparto.