el parto

¿Cuándo debo acudir al hospital?

Uno de los temores más habituales, especialmente entre las madres primerizas, es el de acudir demasiado pronto o demasiado tarde al hospital. Durante las clases de educación maternal se dan herramientas de detección del inicio del parto, pero en general podemos definir tres situaciones ante las que debes acudir al hospital: cuando tengas contracciones de parto, cuando rompas aguas o cuando haya un sangrado abundante.

iralhospital3

Contracciones de parto

Las contracciones son de parto cuando son regulares y dolorosas; es decir, se deja de tener periodos de tiempo sin contracciones para pasar a tener contracciones seguidas (unas 3 cada 10 minutos durante 2 horas seguidas). Además, éstas dejan de ser una molestia tipo menstruación para pasar a un dolor mucho más intenso “que no deja hablar”.

Se debe tener en cuenta que el inicio del parto puede hacerse largo, sobre todo para las primerizas, pero no hay que perder la paciencia; en cualquier parto se puede estar hasta días con contracciones irregulares, que pueden ser muy molestas, hasta que empieza el parto propiamente dicho. Durante este periodo se van teniendo contracciones, pero no son ni regulares ni de una gran intensidad, por eso hay que estar tranquila y descansar siempre que se pueda para poder llegar con fuerzas al parto.

Expulsión del tapón mucoso

El tapón mucoso es, como su nombre indica, un moco espeso de color marrón-rojizo que puede salir todo de golpe o poco a poco. Se ubica en el canal endocervical y hace de barrera entre la vagina y el interior del útero para impedir que asciendan microorganismos. En los últimos días de embarazo, el tapón puede caer debido a la modificación del cuello uterino, tanto en longitud como en dilatación, pero todavía puede pasar incluso una semana hasta el inicio del parto. Por lo tanto, la expulsión del tapón mucoso no significa que el parto sea inminente pero sí próximo.

"Romper aguas"

La rotura de bolsa, o de “aguas”, es la salida de líquido amniótico por la vagina, independientemente de la cantidad o frecuencia.

· ¿Cómo saber si he "roto aguas"? 

La rotura de bolsa puede ser franca (expulsas una gran cantidad de líquido) o alta (la salida de líquido es paulatina y se puede confundir con flujo). Para poder diferenciar si se ha roto bolsa o es flujo se puede poner una compresa y comprobar que se va empapando de forma involuntaria. Si persiste la duda se debe acudir al hospital para confirmar o descartar la rotura de la bolsa.

Cuándo crees que has roto bolsa debes fijarte en la hora de rotura y en el color del líquido. Si este es de color claramente amarillo, verdoso o muy oscuro debes acudir inmediatamente al hospital. 

· ¿Y si rompo aguas sin tener contracciones?

En ocasiones la rotura de la bolsa de las aguas se produce sin haber contracciones, en estos casos se suele esperar entre 12 y 24 horas para iniciar la inducción del parto. Al romperse la bolsa de las aguas, se rompe la barrera protectora entre la vagina y la cavidad uterina, por esta razón en algunos casos también se considera conveniente iniciar cobertura antibiótica a las 12 horas.

Sangrado antes del parto, ¿es normal?

Es posible que la expulsión del tapón mucoso o la rotura de bolsa se acompañen de un leve sangrado, normalmente en forma de hilos de sangre o pequeñas manchas. Si se produce un sangrado mayor, en la mayoría de ocasiones no tendrá importancia, pero por precaución debes acudir al hospital sin demora.