el parto

El parto instrumentado

El parto ideal es aquel que conocemos como “natural” (técnicamente llamado parto eutócico) y que corresponde a un parto vaginal producido al término del embarazo. Aunque la mayoría de embarazos finalizan de forma natural, en una pequeña proporción la evolución puede no ser la esperada, y se hace necesario disponer de una serie de técnicas y soluciones para evitar problemas para el bebé o la madre.

recien-nacido-parto

La cesárea

La cesárea es una técnica quirúrgica que se practica para extraer el bebé y la placenta del útero materno, cuando por alguna razón el parto vaginal no es posible. La frecuencia de cesáreas cambia mucho si el parto es de bajo o alto riesgo. En casos de bajo riesgo, la frecuencia de cesáreas suele situarse entre un 10-15% de media.

 cesarea

La episotomía

La episiotomía es una pequeña incisión que se realiza en el periné con el fin de minimizarel riesgo de desgarro en el momento de la salida de la cabeza fetal.

¿Cuándo se realiza la episiotomía?

Practicar la episiotomía es una decisión que adopta el obstetra o la matrona justo en el momento en que la cabeza del bebé está a punto de salir. La episiotomía consigue hasta 3 cm más de abertura vaginal. Bien utilizada, reduce la incidencia de desgarros no controlados.

episotomia

La maniobra de Kristeller

La maniobra de Kristeller se realiza empujando con los puños o el antebrazo la parte superior del útero coincidiendo con la contracción y el pujo de la madre. Se suele emplear esta maniobra cuando el expulsivo está resultando muy prolongado, el feto es muy grande o cuando la madre está cansada y no tiene suficiente fuerza debido a la anestesia peridural.

Emplear la maniobra de Kristeller no significa que algo vaya mal, sino que se quiere acelerar el parto. Siempre la realiza un profesional, ya sea ginecólogo o matrona.

La maniobra de Kristeller puede ser dolorosa dependiendo de la presión ejercida. A veces, si la fuerza aplicada es muy grande, la mujer puede quedarse sin aire momentáneamente. En el postparto pueden sentirse un dolor parecido a las agujetas en la zona superior del abdomen secundarias a la maniobra de Kristeller. En ocasiones pueden aparecer pequeños hematomas si la fuerza ejercida ha sido muy grande.

En general es una maniobra que se tiende a abandonar y sólo se aconseja su uso en condiciones muy seleccionadas y siempre por personal experto.