lactancia

LACTANCIA

¿Qué puedo comer o tomar para tener más leche?

Lo único que aumenta la producción de leche de una mujer es la succión eficaz y el vaciado de la glándula mamaria, algo que el bebé consigue si mama a demanda y de manera correcta (o, en su defecto, si la madre utiliza un sacaleches). La succión y el vaciado inducen al cuerpo a producir más leche, ya que aumentan los niveles de prolactina en sangre y eliminan del interior de la glándula el factor inhibidor de la lactancia (FIL).

mamar

 

Lo cierto es que no existe evidencia científica sobre ningún alimento o sustancia que aumente la cantidad de leche producida. En cambio, sí se ha demostrado que numerosas plantas consideradas galactogogos (capaces de aumentar la producción de leche) tienen precisamente el efecto contrario, es decir, disminuyen la producción de leche (fenogreco, cardo lechal, ruda de cabra...)

Cada cultura, sus trucos

A pesar de ello, en todas las culturas del mundo existen tradiciones que consideran que algunos alimentos aumentan la producción de leche. La variedad es infinita. En España es habitual recomendar a las madres que tomen horchata y leche de almendras. En la cultura china se da a las madres una sopa caliente de jengibre y pollo. En Sudamérica, se les prepara un caldo a base de pollo y verduras. En otras latitudes se recomiendan las sardinas, el bacalao, los guisantes, la alfalfa, el cardo santo o el cardo mariano, la levadura de cerveza, la leche de vaca, las larvas de mosca azul...