posparto

POSPARTO

¿Cómo cuidar el periné y aliviar las molestias de la episotomía?

La episiotomía en la mayoría de mujeres debería ser poco o nada dolorosa. Los puntos se reabsorben y se caen solos, y generalmente en un par de semanas la episiotomía está completamente cicatrizada. Sin embargo, en los primeros días y en función de su tamaño puede ser molesta o dolorosa para algunas mujeres. En estos casos, algunas medidas te pueden ayudar a mejorar las molestias.

cuidados-posparto

¿Cómo aliviar el dolor de la episotomía?

Ahí van algunos consejos para proteger el periné y hacer más soportable el dolor que causan los puntos de la episotomía.

- Si sientes molestias, al sentarte procura apoyar primero la nalga contraria a la herida.

- No uses un flotador: los puntos que quedan en el interior del círculo se tensan y corren el riesgo de abrirse.

- En los primeros días, si hay inflamación o dolor importante, se puede aplicar hielo en la herida para bajar la inflamación; siempre debe estar envuelto en film transparente o en un paño fino para no humedecer la herida no dañar la piel, y nunca se debe aplicar más de 10 minutos. 

Aun así, si la episiotomía es muy dolorosa se pueden prescribir antiinflamatorios unos días. Tómate los analgésicos y antiinflamatorios que te indiquen en el hospital para asegurar que no interfieren con la lactancia.

¿Cómo cuidar la episotomía?

Por otro lado, los cuidados de la episiotomía son fáciles e indoloros y si los haces correctamente evitarás molestias e infecciones:

- Lávate con agua templada y jabón neutro dos veces al día.

- La episiotomía debe estar siempre seca. Aclárate y sécate bien con compresas o toallas de algodón, procurando que no quede la zona húmeda. En general es mejor no hacerlo con secador (podrían secarse demasiado rápido los puntos y dejarte la piel tensa y dolorida).

- No sumerjas la herida en agua, así que nada de baño, piscina o playa.

- Descansa a menudo. En los primeros días es bueno tumbarse unos 10 minutos cada hora para descansar la zona.

- A la hora de hacer de vientre deberás extremar la higiene en esta zona limpiando suavemente con movimientos que van de la vagina al ano y nunca al revés para minimizar el riesgo de infección en la episiotomía.