posparto

POSPARTO

¿Cuánto se tarda en perder el peso ganado tras el parto?

Después del parto se suelen perder entre 5 y 7 kilos que corresponden al bebé, al líquido amniótico, a la placenta y a parte del peso del útero y del líquido que puede haber retenido la madre, principalmente en piernas y manos. Así pues, la hinchazón de las piernas y las manos desaparece poco a poco, y el resto se va reduciendo de forma gradual a lo largo de las semanas o meses posteriores al parto.

recuperar-peso-posparto

 

La rapidez es muy variable en cada caso, pero en general entre el primer y segundo mes es posible recuperar el peso anterior. Obviamente, el peso se pierde siempre que se recupere actividad y se modere la ingesta, si no es así puede ser muy difícil recuperar el peso habitual. Sin duda, una dieta equilibrada y la práctica de gimnasia de modo regular ayudarán a acelerar el proceso y a recuperar el tono muscular más rápidamente.

El abdomen, la parte más difícil

Es importante recordar que una de las partes más difíciles de recuperar es el abdomen. Esto es normal dado que durante meses ha estado muy distendido y ahora los músculos están alargados. Está claro que el estado de la musculatura antes del embarazo también influye y prevenir un aumento excesivo de peso también es fundamental para evitar una flaccidez excesiva después del parto. Aunque recuperará su tamaño normal, es normal que en muchas mujeres el abdomen permanezca más blando e hinchado. Es por ello que, si se quiere recuperar el tono muscular, para la mayoría de las mujeres es imprescindible realizar un cierto ejercicio en forma de abdominales.

El puerperio, mal momento para un régimen

En cualquier caso, si bien es obvio que reducir la ingesta respecto al embarazo y hacer ejercicio es bueno, el puerperio, y por supuesto la lactancia, no son momentos para someterse ni a un régimen estricto ni a un programa de ejercicios extremo. El parto y la crianza del hijo exigen un gran esfuerzo físico a la mujer, que debe recuperar sus fuerzas mediante una dieta sana y equilibrada que en la mayoría de casos conllevará la recuperación del peso habitual. Sólo en casos de sobrepeso debe pensarse en una dieta, pero siempre una vez que haya terminado la lactancia materna. También es importante esperar a finalizar el puerperio para iniciar cualquier tipo de ejercicio.

Pérdida de peso gradual

Por tanto, la pérdida de peso y la recuperación de la figura son graduales y no se producen de inmediato tras el parto, sino que es preciso algún tiempo. Además, aunque se pierda todo el peso del embarazo, es posible que las medidas no sean exactamente las mismas por una cierta distensión de los músculos y las articulaciones de la pelvis. En cualquier caso, no hay evidencia de que los masajes mejoren recuperar la flacidez abdominal; lo único que funciona es el ejercicio.