noticias

Blog del editor

Qué es la epigenética y por qué es tan importante en la salud

La programación fetal es un término muy usado en biología que engloba todos los cambios que suceden ante un ambiente anómalo antes de nacer, y que pueden permanecer para siempre. En realidad, son mecanismos de adaptación; el problema es que pueden permanecen cuando ya no los necesitamos. ¿Por qué sucede esto? Para explicarlo es necesario hablar de un concepto muy de moda, de la epigenética.

epigenetica-la-caixa

En biología, solemos hablar de “programación” para indicar algo que de alguna forma sucede muy pronto en la vida, y que influye como seremos más tarde. Está de moda hablar de cómo las experiencias en la infancia nos programan para ser o pensar de determinadas maneras (que no siempre nos harán muy felices…). Pero en este artículo nos toca hablar de otra cosa, la programación fetal. Este término engloba todos los cambios que suceden ante un ambiente anómalo antes de nacer, y que pueden permanecer para siempre. En realidad, son mecanismos de adaptación, pero como veremos ahora el problema es que pueden permanecen cuando ya no los necesitamos. Para explicar el porqué es necesario hablar del concepto, también bastante de moda, de la epigenética.

¿Qué es la epigenética?

Ésta no pretende ser una explicación erudita, por tanto los expertos en epigenética pueden abstenerse de continuar la lectura. O, especialmente si padecen el perfeccionismo que con frecuencia aqueja a los científicos, aceptar sufrir a su propia responsabilidad. Las instrucciones de lo que somos residen, principalmente y tan allá como sabemos, en los genes. Son verdaderamente nuestro libro de instrucciones. Cuando un gen “se expresa”, produce una proteína que servirá para construir o para hacer funcionar algo. Nuestras características físicas y el funcionamiento de nuestro organismo están allá escritos. Sin embargo, se trata de un libro de instrucciones especial, ya que los genes pueden dan unas órdenes u otras según el ambiente en que vivamos.

¿Cómo puede suceder esto si la famosa hélice de DNA que forman los genes, es decir nuestra genética, no cambia nunca? Porque por encima del DNA existe toda una capa de otras moléculas, que puede alterar totalmente la forma en que se expresan los genes. Efectivamente, uno más de los grandes descubrimientos de la biología es que por encima de la genética existe la epigenética (epi=sobre). Así, la naturaleza usa diversos mecanismos para cambiar cómo se expresan muchos genes, para adaptarse al ambiente que se encuentre. Uno muy conocido es la metilación, un proceso en el que el gen es “tapado” total o parcialmente por unas moléculas llamadas metilos, y no se expresa.

Los cambios epigenéticos son mucho más importantes cuanto más jóvenes somos, pero ocurren en cualquier momento de la vida. Los cambios de la epigenética son flexibles y dinámicos, aunque a veces pueden persistir muchos años o incluso transmitirse a la descendencia. Existen muchísimos ejemplos de epigenética. Por mencionar uno de los muchos buenos, que interesará a lectores de este blog, diversos estudios han demostrado como un ambiente de cariño y cuidados en la primera infancia puede silenciar genes asociados a agresividad o hiperactividad heredados de la familia. Las implicaciones de la epigenética son infinitas y nos ayudan a entender porqué los genes determinan sólo una parte más bien pequeña de nuestra salud. En definitiva, el gen pone el botón, pero es el ambiente el que lo aprieta o no.

La epigenética en vida fetal

Pero la epigenética puede jugar en nuestra contra. Si el ambiente es adverso, la epigenética nos permite adaptarnos, e incluso sobrevivir, pero a costa de cambios que no siempre serán positivos. Esto es especialmente cierto en las primeras etapas de la vida. La vida fetal y primeros años de vida son momentos muy susceptibles para que sucedan cambios epigenéticos. Por ejemplo, algunos problemas perinatales, como el retraso de crecimiento, la prematuridad o la exposición a tabaco, producen alteraciones epigenéticas, que han sucedido como respuesta al ambiente adverso, o simplemente diferente, en que ha vivido el feto o neonato. Sabemos que esto aumenta de forma leve los riesgos de neurodesarrollo anómalo o salud cardiovascular, más tarde en su infancia o cuando sean adultos.

Por tanto, la vida fetal es el momento en el que el ambiente nos puede cambiar más, para bien o para no tan bien. Por este motivo se habla de programación fetal. Pero esto debe entenderse como una oportunidad, no como una amenaza. Como hemos dicho, la epigenética es flexible, especialmente durante los primeros años de vida. Por la misma razón que hay gran susceptibilidad a los cambios, hay una gran oportunidad para revertirlos. Por ejemplo, sabemos que las estrategias de estimulación precoz o una alimentación sana pueden revertir de forma muy notable cambios en el cerebro o el corazón, a veces hasta niveles completamente normales, como si no hubiesen existido. Este es el concepto de “ventana de oportunidad” que usamos en medicina fetal para explicar que tenemos un margen muy grande para cambiar las cosas, especialmente si actuamos pronto.

Epigenetica-grafico

© Fundació Medicina Fetal Barcelona

La epigenética nos da un motivo de preocupación pequeño y una esperanza muy grande. Hemos de intentar procurar el mejor ambiente intrauterino a nuestros hijos. Esto incluye alimentación, evitar tóxicos, y conseguir un estado de ánimo sereno y feliz en la medida de lo posible. Pero a veces esto no es posible. En estos casos debemos recordar que siempre, siempre, estaremos a tiempo de cambiar las cosas, e incluso revertir problemas como si no hubiesen existido. Por tanto, la programación fetal y la epigenética son conceptos que no deben servir para alarmar, y mucho menos para culpabilizar. Ante un problema perinatal debemos asesorarnos adecuadamente y siempre descubriremos soluciones, que en la mayoría de casos serán fáciles y simplemente requerirán un poco más de atención. La salud y capacidades de nuestros hijos en su vida van a depender de muchísimas cosas. En definitiva, un buen ambiente físico y emocional, y el amor incondicional que necesitan, van a ser factores mucho más importantes que la mayoría de problemas que puedan haber sucedido antes.

Por Eduard Gratacós

Obra Social "la Caixa" apoya a inatal.org

vertical fondo blanco