noticias

Noticias científicas

Embarazo y gripe: aclaramos tus dudas

Desde principios de este año el número de casos registrados de gripe ha aumentado hasta superar el umbral de epidemia en varias comunidades autónomas españolas (entre ellas Cataluña, Madrid, País Vasco y Aragón), y el pico de incidencia más alto se espera para febrero. Por eso nos preguntamos: ¿Afecta realmente la gripe al embarazo? Si lo hace, ¿en qué medida? Y, lo más importante: ¿Hay que vacunarse?

gripe-embarazo

Las principales autoridades sanitarias piden tranquilidad, recordando que esta situación no difiere en exceso de años anteriores, pero es normal sentir cierta preocupación o tener dudas, especialmente si este período se solapa con el embarazo. ¿Hay que vacunarse?, ¿Qué pasa si me contagio? o ¿Es peligroso para el feto? son algunas de las preguntas más frecuentes, que hemos trasladado a los expertos del Equipo de Investigación en Medicina Fetal del Hospital Clínic de Barcelona. Aquí van sus respuestas y recomendaciones:

¿La gripe es peligrosa para la madre o el feto?

Es algo más arriesgado tener gripe estando embarazada. En el embarazo existe un riesgo algo aumentado de presentar complicaciones por una infección gripal, sobre todo respiratorias. Cuando una embarazada se infecta por el virus de la gripe, el riesgo de hospitalización por procesos cardiorrespiratorios se incrementa progresivamente durante la gestación.

La gripe no produce efectos directos sobre el feto.

¿Debo vacunarme de la gripe?

Sí, es muy aconsejable, por el riesgo aumentado de las embarazadas con la gripe. La vacunación es la medida más eficaz para prevenir la gripe y sus complicaciones. Se emplea una vacuna antigripal inactivada, que es segura tanto para la madre como para el feto. En los estudios no se aprecian efectos indeseables en la salud de las gestantes (salvo reacciones leves a nivel local en el punto de punción) ni en el feto.

Hay evidencia de que la protección obtenida en las mujeres gestantes es similar a la obtenida en mujeres no embarazadas y de que los anticuerpos maternos protegen también al recién nacido.

La vacuna antigripal se recomienda a todas las mujeres embarazadas después de la semana 14 de gestación y cuando el segundo o tercer trimestre de la misma coincida con el periodo de mayor probabilidad de circulación del virus, que en nuestro país tiene lugar entre el mes de octubre y el mes de marzo del año siguiente.

¿Cómo evitar contagiarse con el virus de la gripe?

Evidentemente la forma más efectiva es la vacuna. De forma adicional, si bien no existe una forma infalible, pero existen medidas higiénicas fundamentales que pueden disminuir mucho el riesgo de contraer o de contagiar el virus de la gripe:

  • Evite permanecer entre multitudes, siempre que le sea posible.
  • Lave sus manos regularmente, sobretodo después de haber tosido o estornudado.
  • Cuando tosa o estornude, debería asegurarse de cubrir su boca y su nariz con un pañuelo de papel. Procure no reutilizar pañuelos.
  • No toque pañuelos de papel usados.
  • Evite compartir tazas u otra clase de utensilios.
  • Si ya tuviera gripe, permanezca en su hogar para seguir el tratamiento necesario y así evitar contagiar a otras personas.

¿Como sé si tengo gripe?

La gripe se puede parecer mucho a un resfriado, pero en general se acompaña de fiebre más alta y de malestar y dolores generalizados. Los síntomas en el embarazo son los mismos que en cualquier otro momento de la vida. Los principales síntomas de la gripe son:

  • Fiebre de hasta 39ºC.
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Postración
  • Tos intensa y persistente
  • Rinorrea
  • Lagrimeo
  • Faringitis leve

La gripe es una enfermedad autolimitada con una evolución de 5 a 7 días, aunque algunos de los síntomas suelen durar entre dos y tres semanas. Por sí misma, no es un motivo para acudir a urgencias si no existen signos de alarma. Sin embargo, sí que debe consultar urgentemente si existe dificultad respiratoria, es decir si tiene sensación de ahogo y/o respiración acelerada. Otros signos que se considera que justifican una consulta urgente son dolor en el pecho, confusión y mareos, o vómitos persistentes.