noticias

Noticias científicas

Las náuseas y vómitos en el embarazo, ¿señal de gestación saludable?

Hasta el 80% de las mujeres experimentan náuseas y vómitos durante el embarazo, especialmente los primeros meses de gestación. La sabiduría popular siempre ha defendido que sufrirlas es señal de que el embarazo avanza a buen puerto. Ahora, un estudio de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) publicado en KAMA Internal medicine avala esta teoría tras encontrar evidencias de la relación entre este malestar y un menor riesgo de aborto involuntario.

nauseas-embarazo-saludable

Se confirma la creencia popular

"Es común pensar que tener náuseas indica un embarazo saludable, pero hasta ahora no había pruebas de calidad que apoyaran esta creencia", explica Stefanie N. Hinkle, principal autora del estudio e investigadora de la Subdivisión de Epidemiología del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD). Según su investigación, las náuseas que experimentan las mujeres durante el embarazo indican que las cosas seguramente van bien.

Las náuseas sinónimo de embarazo saludable

El estudio, realizado a 797 embarazadas, evalúa los síntomas desde las primeras semanas de embarazo, inmediatamente después de la concepción, hasta la octava semana, y confirma que existe una asociación protectora entre las náuseas y un menor riesgo de pérdida del embarazo. El 57,3% de las mujeres que indicaron sentir náuseas y el 26,6% que informó de experimentar vómitos tuvieron entre 50 y 75 por ciento menos probabilidades de tener una pérdida del embarazo, en comparación con aquellas que no tuvieron ni náuseas ni vómitos.

¿Por qué tengo náuseas en el embarazo?

Pero, ¿qué razón biológica se esconde detrás de sufrir náuseas durante el embarazo? Uno de los factores es la gonadotropina coriónica (Beta-hCG), una hormona que se sintetiza en la placenta desde que el embrión se implanta en el útero. Aparte de ser la encargada de confirmar el positivo de la gestación en la prueba de orina típica del test de embarazo, tiene como misión hacer que los ovarios produzcan en grandes cantidades hormonas como la progesterona, muy necesarias para facilitar el desarrollo inicial del embarazo. A partir de las 12 semanas de gestación, estas hormonas ya no las producirán los ovarios, si no la misma placenta. La beta-HCG ya no es necesaria y empezará a disminuir. Y, en el 60% de las embarazadas, la misma evolución toman las náuseas, que cada vez van a menos, hasta desaparecer.

Cuando las náuseas no disminuyen

Sin embargo, un 30% de mujeres seguirán sintiendo náuseas hasta las 16 semanas, y el 10% restante las notarán hasta el final del embarazo, aunque es muy raro que lo hagan de forma tan molesta como al principio. Sólo un pequeño porcentaje, entre el 0,5% y el 2% de las embarazadas, sufre la forma más grave de esta situación clínica, conocida como hiperemesis gravídica. En ese caso, los vómitos son persistentes y se asocian con pérdida de peso y alteraciones hidroelectrolíticas.

Fuente: Association of Nausea and Vomiting During Pregnancy With Pregnancy Loss. Fiona Cheong-See et al. British Medical Journal. DOI:10.1136/bmj.i4353 (26 de eptiembre 2016)