noticias

Reportajes

La sofrología: una técnica de relajación para afrontar el embarazo y el parto

En el embarazo, los cambios físicos, hormonales y psicológicos que sufre la mujer pueden generar estrés, negativo tanto para la madre como para el bebé. Para adaptarse al embarazo y disminuir el pánico al parto son eficaces técnicas de relajación como la sofrología. Si eres miembro de inatal puedes ver una clase de sofrología para practicar desde casa. Si todavía no lo estás, regístrate ahora.

parto-relajacion-sofrologia-la-caixa

¿Qué es la sofrología?

Creada en España en los años 60 por el neuropsiquiatra colombiano Alfonso Caycedo, la sofrología tiene sus bases en el yoga y el zen japonés. Aunque sus principales aplicaciones están enfocadas hacia problemas psicológicos o dolencias físicas, cada vez son más las embarazadas que acuden a ella durante el embarazo y para la preparación al parto y más las matronas que como Arbuniés están especializadas en este tipo de terapia “que incrementa la voluntad y la seguridad de las embarazadas en ellas mismas”. La sofrología no es más que un conjunto de ejercicios relajantes que mediante el autoconocimiento del propio cuerpo, la respiración abdominal y la evocación de momentos reales sosegados ayuda a recuperar la serenidad perdida para hacer frente no sólo al embarazo, sino también al parto, el posparto y la lactancia.

Aprender a afrontar las contracciones

El embarazo y el parto son procesos que requieren una actitud activa pero a la vez relajada de la mujer, “por ello se trabaja pensando en la evolución de un parto normal, un proceso de forma continua que empieza con las contracciones que provocan cambios en el útero y en el bebé, y sigue con una secuencia continua de contracción y no contracción”, explica Arbuniés. La sofrología da recursos para afrontar estas dos situaciones antagónicas.

“Durante la contracción, determinadas posturas unidas a la respiración abdominal ayudan a afrontar el dolor. En la no contracción hay que lograr el descanso absoluto para bajar el tono muscular que produce una sensación de calma en el cerebro para afrontar el dolor de forma más pausada”, apunta la comadrona. El objetivo es lograr la serenidad que toda embarazada necesita para dar a luz visualizando todas las situaciones que se acontecerán durante el parto desde la calma antes de que sucedan.

Los beneficios de la sofrología en el embarazo y el nacimiento

En cuanto a las ventajas son muchas y van desde la mejora de la comunicación y el vínculo de la embarazada con el bebé hasta el conocimiento de las diferentes partes corporales que ayuda a mejorar molestias propias del embarazo (dolor de espalda, insomnio, nauseas, calambres). La sofrología también tiene seguramente efectos beneficiosos en la regulación de los niveles de las hormonas que generan estrés (adrenalina) y mejora la producción de oxitocina, la hormona inductora del parto. Además, ya que el padre también es parte de la terapia de relajación, facilita que la pareja se adapte a los cambios futuros y que este sepa en todo momento cómo actuar y ayudar a la madre durante el parto. Previene también la depresión posparto ya que se afronta este momento clave desde la serenidad y la autoconfianza.

No olvides que puedes asistir a una clase de sofrología ahora mismo registrándote en inatal o entrando si ya eres miembro.

 

Obra Social "la Caixa" apoya a inatal.org

vertical fondo blanco