Las alteraciones del sueño durante el embarazo

En las primeras semanas de embarazo, otro síntoma que suele aparecer, es el cansancio y el sueño que se relacionan con una de las hormonas del embarazo, la progesterona. En este periodo es importante descansar cuando se pueda. A lo largo del embarazo esta sensación va remitiendo y si en algún momento se vuelve a sentir cansancio extremo es importante descartar anemia.

dormir embarazada

Duermo más horas pero me sigo encontrando cansada, ¿es normal?

Desde el comienzo del embarazo, muchas mujeres experimentan cansancio y necesidad de dormir más horas. Puede que durante el embarazo, principalmente en el primer trimestre, percibas que deseas dormir más de lo habitual, que no son suficientes las horas que antes destinabas a tal fin, así como te encuentras cansada. Sin embargo, hacia el final del embarazo –hacia la semana 33–, es más frecuente padecer insomnio.

¿Por qué duermo más horas durante el embarazo?

Las causas son múltiples, pero las más destacadas son el aumento de la frecuencia miccional (llamada polaquiuria) y el aumento del tamaño de la barriga, que dificultan conciliar el sueño. La ansiedad por la gestación y la cercanía del momento del parto, los movimientos fetales y las posibles rampas musculares agravan el problema. Es por eso que van a resultar útiles las siestas durante el día.

También es lógico que percibas un mayor cansancio a medida que evoluciona tu embarazo, pues el mismo conlleva un aumento de peso progresivo y una mayor dificultad de movimientos. Estos síntomas no son en principio preocupantes, pero para mayor seguridad, a lo largo del embarazo se te realizan diversas analíticas sanguíneas para controlar la correcta respuesta del organismo al mismo.

¿Puede tratarse el insomnio?

Para poder tratar los problemas de sueño es importante conocer la causa. Sin embargo, para poder paliarla puede ser útil hacer ejercicios de relajación, seguir unas rutinas antes de ir a dormir, hacerse masajes relajantes, evitar excitantes en las comidas o tomar leche caliente antes de acostarse.