El suelo pélvico y los beneficios de ejercitarlo

El suelo pélvico es un sistema de músculos y ligamentos que cierran el suelo del abdomen manteniendo en en suspensión la vejiga, el útero y el recto en contra de la fuerza de la gravedad. El debilitamiento del suelo pélvico provoca uno o varios trastornos, entre los cuales incontinencia urinaria de esfuerzo, caída de los órganos intrabdominales (conocido médicamente como prolapso) y disfunciones sexuales. Por eso, se recomienda trabajar esta musculatura durante el embarazo para evitar los desgarros durante el parto. Los ejercicios de Kegel son los grandes aliados para lograr que esa zona esté bien reforzada. 

suelo-pelvico-embarazo

¿Por qué se debilita el suelo pélvico?

La debilidad de la musculatura del suelo pélvico puede estar causada por diferentes motivos entre ellos la predisposición personal, ya que hay mujeres que tiene una debilidad de los tejidos musculares y ligamentosos, y las situaciones que aumentan la presión intra-abdominal como la obesidad, determinados deportes como correr o levantar pesas, tocar instrumentos de viento, o la tos crónica.

Aparte de la menopausia, periodo en el cual debido a los cambios hormonales se produce atrofia e hipotonía de los tejidos de la zona genital, el embarazo es un periodo en el que existe una debilitación de estos tejidos a causa de varios factores como el incremento del peso intra-abdominal, la hiperlaxitud de los tejidos debido a los cambios hormonales y la distensión de los tejidos por el paso del bebé en el momento del parto. También el posparto es un momento crítico, y en el caso que se ejerciten precozmente las abdominales, se realicen saltos, se practiquen deportes o se cargue demasiado peso, también se puede debilitar el suelo pélvico.

¿Es bueno trabajar la musculatura del suelo pélvico durante el embarazo?

Sí, fortalecer los músculos del suelo pélvico ayudará a la futura madre a:

  • Evitar o disminuir la incontinencia, agravada por el peso del bebé sobre tu vejiga.
  • Facilitará el parto, ya que tenerlos en buenas condiciones disminuirá los desgarros.
  • Incrementará la circulación sanguínea en la zona, ayudando a curar más rápidamente un desgarro o episiotomía y reducir la posibilidad de hemorroides.
  • Evitar el prolapso del útero, vejiga y otros órganos de la zona, después del parto.  
  • Volver a las actividades normales después del parto sin temor a tener escapes de orina.
  • Y a incrementar el placer sexual al tonificar los músculos vaginales.

¿Cómo puedo trabajar la musculatura del suelo pélvico durante el embarazo y el puerperio?

La mejor forma de trabajar la musculatura del suelo pélvico es realizar los ejercicios de Kegel. Estos se pueden realizar antes, durante o después del embarazo y ayudaran a tonificar los músculos de la zona genital ayudando a prevenir la incontinencia urinaria y los prolapsos.

Evitar perjudicar los músculos pélvicos mediante el aumento de la presión intra-abdominal es tan importante como ejercitarlos. Por este motivo, en el posparto se recomienda evitar realizar abdominales de forma estándar y realizar en su lugar gimnasia abdominal hipopresiva. Estos ejercicios aumentan el tono abdominal sin incrementar la presión intra-abdominal y en consecuencia, además de reducir la cintura, ayudan a tonificar el suelo pélvico, y previenen la incontinencia de orina.

Debido a la complejidad de estos ejercicios, recomendamos acudir a un centro fisioterapéutico donde puedan enseñarte a realizarlos personalmente.