Cambios de humor durante el embarazo

¿Es normal tener cambios de humor durante el embarazo?

Si, la mayoría de mujeres embarazadas presenta cambios de humor de forma brusca, pasando de la alegría a la tristeza en solo unos minutos. Además, las embarazadas se caracterizan por presentar una mayor irritabilidad, siendo mucho más sensibles a situaciones que antes no les afectaban tanto. Estos cambios de humor son mucho más frecuentes en el primer trimestre del embarazo reduciéndose de forma progresiva a lo largo del segundo trimestre hasta pocas semanas antes del parto momento en el que vuelven a aparecer.

 

mal-humor

¿Por qué tengo estos cambios de humor durante el embarazo?

Los cambios de humor durante el embarazo son principalmente consecuencia de la combinación de dos factores. En primer lugar, el gran incremento de los niveles de hormonas, sobre todo al principio de la gestación, que pueden alterar la concentración de diferentes substancias que se encuentran en el cerebro (neurotransmisores) que son las encargadas de controlar, entre otras cosas, las emociones. Y en segundo lugar los aspectos psicológicos ya que, a pesar de ser una buena noticia en la mayoría de los casos, la gestación produce unos cambios muy importantes en la vida de una mujer provocando muchas incertidumbres. Las preocupaciones más frecuentes incluyen la incógnita por ser buena madre, la salud del futuro bebé, los posibles problemas de pareja que puedan surgir, el cambio de rol social o el cambio físico que conlleva.

¿Qué puedo hacer para mejorar estos cambios de humor?

A pesar de que gran parte de los cambios de humor brusco dependen de los cambios hormonales, existen algunas estrategias que pueden ayudar a controlarlos un poco:

  • Compartir las preocupaciones con la pareja, familia o amigo.
  • Disfrutar de momentos especiales con la parej.
  • Realizar actividades no relacionadas con la preparación de la llegada del bebé (ir al cine, a cenar…).
  • Hacer ejercicio.

En el caso de que los cambios de humor sean persistentes, sobre todo con tendencia a la tristeza, y/o afecten seriamente a la vida diaria, es muy importante consultar con el médico ya que podría ser un síntoma de una depresión subyacente.