El test de O'Sullivan

Pruebas diagnósticas en la semana 24

semana24 prueba embarazo test osullivanEntre las 24 y las 28 semanas es el momento de realizar la analítica de 2º trimestre, en la que a parte de solicitar el hemograma para valorar si existe anemia, se solicita la serología de toxoplasma en caso que fuese negativa en el primer trimestre y el test de O’Sullivan.

¿Para qué sirve el test de O'Sullivan?

El test de O’Sullivan sirve para detectar embarazadas con un mayor riesgo de tener diabetes durante la gestación y se realiza de forma rutinaria en el segundo trimestre, con excepción de pacientes mayores de 35 años y/o con diabetes gestacional en embarazo previo y/o hijo previo con un peso mayor a 4 Kg y/o obesidad al inicio del embarazo, en los que se realizará también el test en el primer y tercer trimestre.

¿Cuál es el procedimiento?

Para esta prueba no es necesario acudir en ayunas a la extracción; en un primer momento sacan sangre y cuantifican los niveles basales de glucosa en sangre. Después, la gestante debe tomar un zumo muy dulce, con 50 gramos de glucosa; tras la toma del zumo, deberá esperar durante una hora sentada y sin comer ni beber, y a la hora se realizará una nueva extracción de sangre para cuantificar de nuevo los niveles de glucosa en sangre.

Si los resultados del test de O´Sullivan sugieren una intolerancia a la glucosa o no son concluyentes, se procederá a realizar un test de confirmación denominado test de tolerancia oral a la glucosa. Para este test de confirmación, se deberá hacer una dieta especial los tres días previos a la prueba y acudir a la extracción en ayunas. Se realiza una determinación basal de sangre y posteriormente, se le da a la embarazada un zumo con 100 gramos de glucosa. Se repetirá la extracción de sangre a la hora, a las dos horas y a las tres horas. Si todos los valores están por debajo de los límites establecidos, se descartará la diabetes gestacional. Si un valor está alterado, se catalogará a la embarazada como intolerante a la glucosa y se deberá repetir la prueba en el tercer trimestre. En el caso que hayan dos valores o más alterados se diagnosticará diabetes gestacional y se remitirá a la embarazada a una unidad de alto riesgo, para hacer un control estricto de los valores de azúcar, realizar una dieta especial y, en caso necesario, hacer tratamiento con insulina para tener unos valores normales de glucosa en sangre antes y después de las comidas.


Volver a la semana 24