Las ecografías, una mirada al interior

La ecografía es una prueba diagnóstica clave durante el embarazo. Permite valorar las estructuras y anatomía del feto, así como su crecimiento. La interpretación de las imágenes requiere un alto grado de entrenamiento. En general, las estructuras óseas se ven como imágenes blancas y el líquido como zonas negras. Además, debido al contraste de unas y otras, se podrá ver con definición estructuras como por ejemplo el perfil del feto o los dedos de la mano. La ecografía es hoy en día la herramienta fundamental para poder detectar malformaciones en el feto.

 ecografia2

 

¿Cuántas ecografías se practican en un embarazo?

Durante un embarazo normal se practican sólo tres ecografías de rutina, una en cada trimestre:

- La temprana, para valorar si se trata de una gestación única o múltiple, datar el tiempo real de gestación y valorar los marcadores de cromosomopatías.

- La de segundo trimestre, para valorar la anatomía fetal de forma detallada, confirmando que el crecimiento fetal es correcto, valorando la frecuencia cardíaca fetal, los movimientos, la cantidad de líquido amniótico, el funcionamiento de la placenta y del cordón umbilical.

- La tercera, orientada fundamentalmente a valorar el crecimiento fetal así como la posición del feto dentro del útero –si se trata de una presentación cefálica, podálica etc...–. 

La ecografía de primer trimestre

Se realiza entre las 11 y 13 semanas de embarazo, generalmente será transvaginal y tiene 3 objetivos. El primero es determinar el número de fetos y confirmar que la gestación se encuentra en el interior del útero. El segundo es determinar la edad gestacional, mediante la medición CRL (longitud desde la cabeza hasta el final de la columna).

Por último, en la ecografía del primer trimestre se medirá la traslucencia nucal o pliegue nucal que es un marcador ecográfico precoz de cromosomopatía que junto con los marcadores bioquímicos de la analítica y otros datos tuyos (peso, talla, edad, fumadora,..) sirven para calcular el riesgo de sindrome de Down y sindrome de Edwards. Es lo que se conoce como triple screening o cribado combinado de primer trimestre.

A veces, tras esta ecografía se puede cambiar la fecha de última regla (FUR). Además en este momento se puede valorar la anatomía y las estructuras fetales y en algunos casos es posible detectar malformaciones fetales en caso de estar presentes.

ecografia

La ecografía de segundo trimestre

Se hace entre las 19 a 21 semanas de gestación. Esta ecografía es abdominal. Se trata de la ecografía más importante del embarazo porque es donde se realiza un estudio completo de la anatomía fetal, por eso se trata de una ecografía que dura bastante tiempo (de 20 a 30 minutos) ya que tienen que mirar todas las estructuras del feto. Es probable que en esta ecografía se pueda conocer el sexo del bebé, siempre que su posición lo permita.

La ecografía de tercer trimestre

Se suele hacer sobre las 34 semanas de embarazo. Sirve para valorar el crecimiento fetal, la cantidad de líquido amniótico, funcionamiento de la placenta así como las estructuras anatómicas fetales. En este momento también se valora la estática fetal, es decir, como está colocado el feto (si está ya colocado de cabeza o está de nalgas).