5 casos en los que realizar ejercicio físico en el embarazo está contraindicado

En algunos casos practicar ejercicio físico durante el embarazo no es recomendable. Por eso, antes de nada, es primordial consultar con el médico o la matrona si el tipo de ejercicio que quiere hacer la embarazada es recomendable. Dependerá del estado físico de la mujer y de las condiciones del embarazo.

no hacer ejercicio embarazada si

Trastornos hipertensivos del embarazo

A diferencia de los caso de hipertensión crónica que se benefician de la realización de actividad física, las mujeres que desarrollan a lo largo del embarazo un trastorno hipertensivo (Preclampsia) tiene contraindicada la realización del ejercicio ya que este puede empeorar la situación. Consulta con tu médico sobre tu situación particular.

Placenta previa o sangrado vaginal

Las mujeres que son diagnosticadas de placenta previa pueden presentar sangrados vaginales tras la realización de actividad física por lo que deben evitar la realización de ejercicio físico.

Retraso de crecimiento intrauterino

En los casos en lo que se diagnostica un retraso de Crecimiento intrauterino retardado (CIR) se aconseja no realizar ejercicio, ya que cuando la madre realiza actividad física existe un consumo de oxígeno y nutrientes extra que puede reducir la cantidad que le llega al bebé. En algunos casos, se pueden realizar ejercicios de intensidad leve por lo que es importante que consultes con tu médico sobre tu situación particular.

Amenaza de parto prematuro

Durante el ejercicio se generan una serie de sustancias químicas o neurotransmisores que incrementa la contracción de los músculos pudiendo causar desencadenar contracciones. En las mujeres embarazadas que han tenido una amenaza de parto prematuro durante la gestación se desaconseja la realización de actividad física.

Problemas de corazón

Debido a la sobrecarga de trabajo que representa el embarazo para el corazón, las mujeres con problemas a este nivel deberían evitar la realización de ejercicio físico. En algunos casos se pueden realizar ejercicios de intensidad leve por lo que es importante que consultes con tu médico sobre tu situación particular.