el parto

Cesárea: ¿cuándo está indicada?

La cesárea es una técnica quirúrgica que se practica para extraer el bebé y la placenta del útero materno, cuando por alguna razón el parto vaginal no es posible. La frecuencia de cesáreas cambia mucho si el parto es de bajo o alto riesgo. En casos de bajo riesgo, la frecuencia de cesáreas suele situarse entre un 10-15% de media.

 cesarea

¿Qué es una cesárea?

La cesárea es un procedimiento quirúrgico de extracción de un feto como yo por vía abdominal mediante la realización de un pequeño corte por encima del pubis de la madre. Se trata, pues, de una cirugía, un procedimiento agresivo por definición. Una cirugía siempre debe realizarse para evitar un mal mayor, en este caso un problema grave para nosotros y tal vez también para las madres, o para ellas solas.

¿Cuándo está indicada una cesárea?

Sin entrar en una clasificación exhaustiva, podríamos resumir de forma muy simple las indicaciones de los médicos que aconsejan una cesárea:

1. Si el canal del parto no permite que el feto pase, que no encaja bien en la pelvis, o porque el feto demasiado grande o la pelvis es muy estrecha. Esta situación se llama desproporción pelvi fetal. En otras situaciones más raras, la placenta (placenta previa) o el cordón (cordón velamentoso) se encuentran justo sobre el cuello del útero y el paso del bebé es imposible o produciría una grave hemorragia.

2. Si el feto no tolera el parto. Si antes o durante del parto se considerara que el feto tiene riesgo de sufrimiento, la cesárea es la alternativa para protegerlo. Imaginemos el parto como una persona que debe cruzar una gran piscina aguantando la respiración un minuto bastantes veces. Si no está en buenas condiciones físicas antes de empezar (cualquier problema fetal o de la placenta), o la travesía dura mucho (un parto demasiado largo), llegará con graves problemas o no llegará al final, y en este caso es mejor sacarla antes.

3. El parto podría ser un riesgo para la madre porque parece algún problema o enfermedad. Esta es la indicación menos frecuente. La cesárea se realiza en los casos en que el parto vaginal no sea posible, lo cual puede deberse a varios motivos:

- Riesgo alto de pérdida de bienestar fetal.

- Estacionamiento del parto por falta de dilatación o descenso del bebé, generalmente producido por una desproporción entre la cabeza del bebé y la pelvis materna.

- Presentación anómala del bebé: situación transversa u oblicua, o presentación de nalgas.

Algunos aspectos a destacar

- La cesárea en la mayoría de casos se decide durante el parto (cesárea en curso de parto) pero en algunos casos puede programada con anterioridad (la normalmente llamada “cesárea electiva”).

- La cesárea es una intervención muy segura, pero debe recordarse que es una intervención quirúrgica, y como tal tiene más complicaciones que un parto vaginal. Por lo tanto idealmente se debe realizar siempre con una indicación médica estricta.

- Aunque existe el concepto general de que la cesárea es más segura para el bebé, las estadísticas demuestran que hay pocas diferencias entre un parto por cesárea y uno vaginal.

- En general no se aconseja realizar más de tres cesáreas en la misma paciente.

¿Quieres saber más sobre la cesárea?

 

 Para más información sobre la cesárea, lees estos artículos:

- Cesárea, mitos y realidades

- ¿Hay demasiadas cesáreas?