noticias

Noticias científicas

Los padres también pueden sufrir depresión posparto

Tradicionalmente ligada a la mujer, la depresión posparto parece que también puede afectar a los hombres. Así lo apunta un estudio neozelandés tras observar a 4.000 hombres y descubrir que el 6% padecía síntomas elevados de depresión en algún momento del embarazo de su pareja o durante los nueve meses posteriores al parto.

depresion-padres

La depresión masculina

Hasta un 9% de hombres sufren depresión en algún momento de su vida. Conscientes de ello, investigadores de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, capitaneados por Lisa Underwood quisieron investigar si un embarazo o tener un hijo aumentaba el riesgo de padecerla, a pesar de que hasta ahora siempre se había puesto el foco en las mujeres. Los resultados, publicados en la revista JAMA Psychiatry, lo dejan claro: el riesgo aumenta.

Para ello analizaron la salud mental de las parejas de las mujeres que participaron en la investigación ‘Growing Up in New Zealand’, realizada entre abril de 2009 y marzo de 2010. En total, 3.826 padres –con una edad promedio de 33 años–, a los que entrevistaron mientras sus parejas estaban embarazadas, y luego, nueve meses después de que nacieran sus hijos. ¿Los resultados? Un 2,3 % de los hombres reportaron síntomas elevados de depresión durante el embarazo de su pareja, y un 4,3 % de los hombres nueve meses después del nacimiento de sus hijos

¿Cómo les afecta el embarazo a los hombres?

Los hombres que se sentían estresados o que tenían una salud física relativamente mala eran más propensos a tener síntomas elevados de depresión. Y, tras el nacimiento del niño, los síntomas de depresión en los papás se asoció con el estrés durante el embarazo, y con tener una mala salud o un historial de depresión. Otros factores sociales o de la relación (no mantener ya una relación con la madre y/o estar desempleado) también aumentaron las probabilidades de estar deprimido tras el nacimiento de un hijo, anotaron los autores del estudio.

"Es importante reconocer y tratar los síntomas entre los papás pronto, y se podría plantear que el primer paso para lograrlo es incrementar la concienciación", concluye Underwood.

Fuente: JAMA Network