noticias

Reportajes

Cómo superar la muerte de un hijo en el embarazo o poco después de nacer

Perder a un hijo/a en el embarazo o poco después de nacer es durísimo. El contacto con el bebé y la creación de recuerdos es un primer paso para aceptarlo. Luego toca hablar de la pérdida. Para ello existen grupos de apoyo que acompañan a las familias en el proceso de duelo. Uno de ellos es 'Compartim': ¿nos ayudas a impulsarlo? ¡Colabora!

duelo perinatal 2

Cómo pasar por un proceso de duelo saludable

Al inicio del duelo, las madres y parejas pueden sentir que no van a poderse recuperar nunca. “Les explicamos que es saludable permitirse llorar, compartir las emociones con otras personas de confianza o con otras parejas afectadas y darse espacio y tiempo para aceptar los pensamientos, emociones y reacciones que aparezcan”, explica Teresa Cobo, especialista en prematuridad en el Hospital Clínic - BCNatal. Inevitablemente hay que pasar el proceso de duelo, para recuperarse emocionalmente y para mantener vivo en el recuerdo al hijo/a que han perdido. Progresivamente el dolor se irá suavizando y la pérdida irá haciéndose más llevadera y aceptable, aunque lo ocurrido nunca podrá olvidarse.

“Para la madre existe una dificultad añadida ya que ha desarrollado un vínculo aún más estrecho durante la gestación a través de su cuerpo”, explica Rosana Moyano, psicóloga especialista en duelo perinatal. Y añade: "En realidad el proceso de duelo y recuperación de cada persona es muy individual y propio. Cada uno puede comunicar, expresar y enfrentarse a su dolor de forma diferente."

 

                                     duelo1 duelo2 duelo3

 

1. DESPEDIRSE DEL BEBÉ Y CREAR RECUERDOS

Para tener un proceso de duelo saludable los expertos recomiendan el contacto ‘post mortem’ y la elaboración de recuerdos mediante objetos y fotografías. En BCNatal ofrecen a los padres la posibilidad de ver al recién nacido, de hacer fotografías, de "despedirse" del bebé que se ha perdido con la idea de empezar a elaborar el proceso de duelo. Si los padres no quieren ver al bebé, lo puede hacer un familiar cercano. “También ofrecemos una caja de recuerdos elaborada por el personal sanitario de Sala de Partos con la frase "contiene mucho amor"”, nos explica Cobo. Con una idea parecida nació Petits amb llum, una asociación que ofrece grupos de ayuda mutua para padres que se encuentran en situaciones similares. En la imagen superior, Raúl y Rocío con su hija fallecida Nadia, una foto de Norma Grau, extraída de www.umamanita.com). 

 

duelo4

 

2. ASISTIR A GRUPOS DE APOYO

Buen ejemplo del reconocimiento y puesta en valor del duelo perinatal es el grupo 'Compartim', creado gracias a la labor de Fundación Medicina Fetal Barcelona, que nace como un espacio de orientación y apoyo emocional para madres y padres que han perdido un bebé. “Es un espacio para compartir vivencias y emociones, para sentir y recuperarse”, explica Cobo. El grupo está dirigido por una psicóloga especialista en el duelo perinatal, Rosana Moyano, y con amplia experiencia clínica. En todos los casos se realiza un seguimiento de cada familia, a la vez que se proporcionan herramientas terapéuticas como técnicas de relajación, lecturas etc. Si te interesa puedes pedir información por mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o teléfono 669 366 139.

¿NOS AYUDAS? Para poder continuar ofreciendo este espacio de acompañamiento al duelo perinatal necesitamos la ayuda de todos, los que habéis pasado por ello, los que creéis que es una oportunidad para visibilizar este tabú o los que simplemente queréis colaborar, podéis poner vuestro granito de arena a través del proyecto de micromecenazgo que hemos creado. ¡Gracias infinitas! Entra y haz tu donación: Apoyo a las familias que pierden a su bebé durante el embarazo: ¡Compartim!

 

 

duelo5

 

3. CONTAR Y EXPRESAR LA PÉRDIDA

Hablar de la pérdida es importantísimo. Así lo hacen cada vez más mujeres conocidas. Incluso hay las que quieren expresarla mediante el arte o la escritura y compartirla con gente más allá de su familia. La artista Paula Bonet, por ejemplo, publicó hace poco su libro Roedores, Cuerpo de embarazada sin embrión, un diario personal en el que narra la pérdida de su hija durante el embarazo e ilustra fetos con malformaciones y muertos. La actriz y directora teatral Gemma Brió lo convertía en una obra de teatro. La periodista Virginia del Rio en un blog personal. Y la poeta y actriz Estel Solé contaba su experiencia en redes sociales. Así es como, poco a poco, se normalizan temas tan cotidianos y traumáticos como la muerte perinatal o neonatal y el aborto espontáneo. 

 

Artículos relacionados:

• El duelo perinatal: cifras, causas y la importancia de sentirse acompañado

• Nace 'Compartim', un grupo de apoyo y acompañamiento al duelo perinatal

• Cuando el embarazo no llega a buen puerto, por Eduard Gratacós