noticias

Reportajes

El duelo perinatal: cifras, causas y la importancia de sentirse acompañado

La muerte de un hijo antes de nacer marca para siempre. Aún así, el duelo perinatal parece invisible para la sociedad y los profesionales sanitarios. En muchos centros carecen de un protocolo adecuado. Por suerte, la situación está cambiando y, en los últimos años han nacido grupos de apoyo psicológico que acompañan a las familias en el proceso de duelo. Uno de ellos es 'Compartim', proyecto de la Fundación Medicina Fetal Barcelona que ofrece ayuda gratuita a madres y padres que la necesitan.

duelo perinatal

La muerte perinatal en cifras

En los países en vías de desarrollo, 1 de cada 40 fetos morirá antes de nacer y 25 de cada 1.000 recién nacidos antes de los 30 primeros días de vida. Es lo que se conoce como muerte perinatal. En países de América del Norte, Europa y Australia, en cambio, la tasa de mortalidad perinatal es menor, situándose en 1 de cada 200 fetos, cifra que se ha mantenido estable en las últimas décadas. Si nos fijamos en España, son 2.000 bebés lo que mueren cada año pasadas las 24 semanas de embarazo o durante el primer mes de vida, según Umamanita, la asociación más potente de España de apoyo a la muerte perinatal y neonatal. A estos bebés hay que sumar las pérdidas por abortos involuntarios, que en dos de cada tres casos suceden durante el primer trimestre.

Aunque cada año existen en el mundo tantas muertes fetales como neonatales, “la muerte fetal es 10 veces más frecuente que la muerte súbita del lactante, condición para la que se han desarrollado numerosos programas de prevención”, nos explica Olga Gómez, consultora en patología fetal en el Hospital Clínic - BCNatal. Y añade: “por eso existe un interés creciente por la mortalidad fetal dentro del marco de la Política Sanitaria y de la Medicina Preventiva”.

¿Por qué se producen estas muertes?

Entre las causas de muertes fetales más frecuentes se encuentran las anomalías genéticas, las malformaciones graves y las complicaciones derivadas de un mal funcionamiento de la placenta, como la restricción de crecimiento y la preeclampsia. En la etapa neonatal, las causas están relacionadas con la prematuridad y las infecciones. Cuando se produce una muerte fetal o neonatal, es importante aplicar un protocolo de estudio que permita ir descartando las posibles causas “y así poder explicar a los padres porque se ha producido la muerte del bebé y establecer unas recomendaciones futuras”. “Sin embargo, hasta en un 10% de los casos no es posible identificar la causa de la muerte”, apunta Gómez.

El duelo perinatal sale a la luz

Hasta hace poco el duelo perinatal era un duelo invisible, un duelo no reconocido por la sociedad ni por los profesionales sanitarios. Por suerte cada vez más hospitales consideran imprescindible ofrecer atención psicológica a las parejas que pasan por esta situación. De hecho, según un reciente estudio publicado en The Lancet, “el cuidado inmediato y respetuoso del duelo debería formar parte de la rutina de todos los profesionales sanitarios”. En ese mismo sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó en 2015 la muerte perinatal entre los 100 indicadores básicos de salud.

La importancia de “sentirse acompañado”

"La pérdida de un hijo o una hija es una experiencia trágica para la madre y el padre", explica Gómez. En los últimos 10 años, en BCNatal, centro de referencia en Catalunya en medicina maternofetal donde trabaja, se han atendido más de 1.500 pérdidas gestacionales por problemas en el desarrollo fetal. “En nuestro centro tratamos de informar de la situación de forma pausada, utilizando palabras comprensibles y favoreciendo la intimidad de la familia en un momento de gran carga emocional”, nos cuenta. "Por eso pusimos en marcha un grupo de apoyo al duelo perinatal: Compartim", añade. Se trata de una situación donde afloran muchos pensamientos, emociones y dudas difíciles de gestionar, que es importante compartir con otros padres. Con la primera noticia es frecuente experimentar un fuerte shock emocional, mezcla de sentimientos contradictorios muy intensos de amor, dolor, rabia, fracaso, serenidad y pérdida.

¿NOS AYUDAS? Para poder continuar ofreciendo el espacio de acompañamiento al duelo perinatal 'Compartim' necesitamos la ayuda de todos, los que habéis pasado por ello, los que creéis que es una oportunidad para visibilizar este tabú o los que simplemente queréis colaborar, podéis poner vuestro granito de arena a través del proyecto de micromecenazgo que hemos creado. ¡Gracias! Entra y haz tu donación: Apoyo a las familias que pierden a su bebé durante el embarazo: ¡Compartim! 

“Durante todo el proceso es clave que los padres se sientan acompañados por el personal sanitario. Hacerles sentir que entendemos su sufrimiento y que haremos lo necesario para atenderlos adecuadamente”, dice Gómez. “El acompañamiento de profesionales expertos en el duelo permite valorar los intensos sentimientos que se producen, cuidarse emocionalmente y evitar que el duelo se cronifique y derive en problemas de depresión y/o ansiedad”, explica Rosana Moyano, psicóloga especialista en duelo perinatal. Cuando reciben apoyo, muchas mujeres y sus parejas construyen un recuerdo positivo.

 

Artículos relacionados:

• Cómo superar la muerte de un hijo en el embarazo o poco después de nacer

• Nace 'Compartim', un grupo de apoyo y acompañamiento al duelo perinatal

• Cuando el embarazo no llega a buen puerto, por Eduard Gratacós