Calambres en las piernas durante el embarazo

Algunas embarazadas notan calambres en las piernas a lo largo de los nueves meses de gestación. No es nada grave, aunque puede resultar incómodo. Es posible prevenirlos mediante una dieta especial en la que se reduzca el consumo de fosfatos. ¿Dónde se encuentran los fosfatos?, te preguntarás. Pues bien, sobre todo en la leche y en suplementos de fosfato cálcico. También hay ejercicios que pueden ayudarte. Te lo contamos todo. 

calambres embarazo

¿Son normales los calambres en las piernas durante el embarazo?

Por supuesto. Los calambres suelen aparecer en el segundo trimestre y pueden empeorar a medida que el embarazo avanza. Si bien pueden ocurrir durante el día, probablemente los notarán más durante la noche.

¿Por qué se producen los calambres en el embarazo?

Principalmente por cambios metabólicos, vasculares y nerviosos.

Cambios metabólicos que se producen durante el embarazo. Como el aumento del fósforo y el descenso del calcio en sangre favorecen la aparición de calambres.

Durante el embarazo se produce un enlentecimiento del retorno venoso vascular. Hecho que favorece la aparición de edemas así como de calambres.

Finalmente, la corrección del eje de la columna vertebral debido al crecimiento uterino durante la gestación. Esto favorece la compresión de filetes nerviosos que inervan las extremidades inferiores favoreciendo también la aparición de los calambres.

¿Pueden evitarse los calambres en el embarazo?

Para poder prevenirlos se debe reducir la ingesta de fosfatos (leche y suplementos de fosfato cálcico) y aumentar la ingesta de calcio sin fósforo. También es recomendable realizar un estiramiento suave y pasivo de la extremidad afectada y evitar zapatos de tacón alto.