Cambio de gustos y mayor sensibilidad olfativa

A muchas embarazadas les sucede que durante el embarazo algunos alimentos ya no les apetecen tanto como antes y, en cambio, otros que antes despreciaban ahoran comen más habitualmente. Durante el embarazo nuestro sentido del gusto puede cambiar. Son los conocidos popularmente como antojos. Te contamos por qué sucede.

antojo

¿Es normal que me hayan cambiado los gustos?

Es muy habitual y es normal que a lo largo del embarazo se experimente aversión a determinados alimentos que antes gustaban, así como deseos de ingerir algún tipo de comida en particular.

¿Por qué me cambian los gustos durante el embarazo?

Estos cambios en los gustos por las comidas se asocian a alteraciones del sentido del olfato y al aumento de sensación de hambre típico del embarazo. No debe preocuparnos mientras no perjudique los hábitos alimenticios. Pese a las habladurías, no se ha demostrado ninguna relación entre los antojos y alteraciones en los fetos.

Todos las alteraciones de los sentidos del gusto y el olfato en la mujer durante el embarazo se deben a la sobrecarga hormonal asociada a la gestación. El aumento de la progesterona no sólo produce cambios emocionales, sino que también influye en la percepción de los distintos alimentos y la reacción frente a ellos, ya sea generando deseo o incluso náuseas o vómitos.

¿Es posible que salive más que antes?

Sí, durante el embarazo frecuentemente hay un aumento de la saliva con pH ácido, es lo que se denomina sialorrea. Este aumento de salivación puede provocar la aparición de caries: por este motivo, uno de las recomendaciones que te dará tu matrona es que realices una visita al odontólogo para ver que todo está correctamente.