Pérdidas de sangre: ¿es normal tenerlas?

Las pérdidas de sangre durante el embarazo son más frecuentes de lo que la gente cree: hasta un 25% de las embarazadas pueden presentarlas. No hay que alarmarse, pero sí controlarlas para poder diagnosticar la causa. Te contamos las diferencias entre las pérdidas de primer trimestre, segundo trimestre u otros momentos de la gestación.

sangre77280825

¿Es normal tener pérdidas de sangre durante el embarazo?

Las pérdidas de sangre durante el embarazo son muy frecuentes, ya que hasta un 25% de las embarazadas pueden presentarlas. Estas pérdidas suelen ser más frecuentes en el primer trimestre del embarazo aunque pueden ocurrir a lo largo de toda la gestación.

¿Por qué se producen las pérdidas de sangre durante el embarazo?

Las causas del sangrado son diferentes en función del momento en que se produce.

• En el primer trimestre. Es normal tener un leve sangrado durante uno o dos días coincidiendo con el momento en el que se produce la implantación del embrión en el útero.

• En el segundo trimestre. Cuando la placenta invade el tejido uterino, también se puede producir un leve sangrado.

• Otras causas de sangrado que se pueden presentar en cualquier momento del embarazo. Son los traumatismos en el cuello (por ejemplo, sangrado tras relaciones sexuales) o la presencia de algún pólipo (tumores benignos) en el cuello uterino.

En el caso de que el sangrado sea persistente o se acompañe de dolor abdominal podría estar indicando la presencia de una complicación del embarazo como un aborto espontáneo o un embarazo ectópico (extrauterino, es decir cuando el embrión se implanta en las trompas de Falopio en lugar de en el interior del útero) en el caso del primer trimestre o de una placenta previa, un desprendimiento de placenta, una amenaza de parto prematuro o una ruptura prematura de membranas en el caso del segundo trimestre.

¿Qué se debe hacer ante un sangrado?

Si el sangrado es escaso, no persiste en el tiempo y no se acompaña de dolor abdominal, normalmente no es motivo de preocupación. Sin embargo, si el sangrado es abundante, persiste en el tiempo o va acompañado de dolor abdominal es importante acudir al médico de forma inmediata para poder descartar la presencia de alguna complicación del embarazo.