noticias

Noticias científicas

Roncar durante el embarazo puede ser signo de hipertensión

Durante el embarazo, muchas mujeres que normalmente no solían hacerlo pueden comenzar a tener ronquidos mientras duermen. Es una de las molestias menos conocidas del embarazo y, aunque normalmente suele ser inofensiva, según un estudio reciente de la Universidad de Michigan, está fuertemente vinculada a la hipertensión gestacional y a las enfermedades cardiovasculares, predisponiendo a mayor riesgo de sufrir preeclampsia.

roncar

La preeclampsia es una complicación del embarazo que normalmente se presenta a partir del quinto mes de embarazo y que ocasiona que la presión sanguínea de la madre se eleve y que aparezcan proteínas en su orina, lo que puede afectar tanto a la madre como al bebé.

Los investigadores del estudio, publicado en el American Journal of Obstetrics and Gynecology, observaron que entre más de 1.700 mujeres embarazadas de más de 28 semanas de gestación, el 25% empezó a roncar con frecuencia durante su embarazo, duplicando el riesgo de padecer hipertensión en comparación con las mujeres que no roncaban. Es por eso que, aunque los ronquidos también pueden ser una molestia pasajera en el embarazo, no se deben descuidar y hay que informar al ginecólogo o la matrona si se producen con frecuencia para descartar que estén relacionados a cualquier complicación como hipertensión, preeclampsia o diabetes gestacional.

La postura al dormir también es clave. La embarazada suele dormir boca arriba y en esta postura es más común roncar. Para evitarlo, es mejor dormir de lado, preferentemente sobre el lado izquierdo para evitar presionar sobre los vasos sanguíneos que llevan la sangre a los pulmones.