noticias

Noticias científicas

Los niños nacidos por fecundación in vitro tienen mayor riesgo cardiovascular

Por primera vez los expertos relacionan la reproducción asistida con un aumento de riesgo cardiovascular en la infancia. Ni pasa en todos los casos, ni es un problema sin solución. Al contrario, los médicos recomiendan una cosa bien sencilla para prevenirlo: seguir una dieta sana, rica en ácidos grasos omega-3. 

fecundacion-in-vitro-ok bebe-in-vitro-ok 

10 veces más de riesgo

Los niños nacidos por reproducción asistida, 10.000 cada año en España y hasta 200.000 en Europa y EE.UU., presentan factores de riesgo cardiovascular con una frecuencia 10 veces superior al resto. La causa no es directamente la técnica de reproducción asistida sino que se trata muchas veces de embarazos con más complicaciones, como por ejemplo el retraso de crecimiento fetal y otros factores asociados a la infertilidad. Seguramente, el mismo problema que produjo la infertilidad puede influir después en que el feto presente más problemas.

Son resultados publicados por la revista Circulation, fruto de un estudio, hecho durante tres años y financiado por Obra Social La Caixa, que ha sido dirigido desde el Centro de Medicina Fetal del Hospital Clínic y Sant Joan de Déu. Sus primeras firmantes son las Dras. Fátima Crispi y Brenda Valenzuela, especialistas en cardiología fetal. El equipo siguió durante casi un año, desde la vida del feto a mitad de embarazo hasta los seis meses de vida del niño, a 100 embarazos por fertilización in vitro y 100 embarazos normales. Mediante un ambicioso diseño de investigación se evaluó el movimiento y la deformación de corazón y las arterias tanto en vida fetal como en los primeros meses de vida.

corazon-arterias

Resultados concluyentes

Los resultados del estudio fueron concluyentes: desde antes de nacer los niños concebidos por reproducción asistida tienen, en muchos casos, las paredes de las arterias más gruesas, tensión más alta, y un corazón más ancho y con aurículas más grandes. “Estos cambios son similares a los de niños y niñas con diabetes u obesidad graves y representan un incremento significativo del riesgo cardiovascular en la edad adulta”, explica Eduard Gratacós, director del Centro de Medicina Fetal de Barcelona. Eso puede agravarse a medida que los niños van creciendo, pero también puede minimizarse si se les da una comida saludable, rica en ácidos grasos omega-3, para proteger así su sistema cardiovascular, y si se vigila su salud cardiológica desde la etapa fetal.

corazon-in-vitro

Controlar el corazón de los bebés

En ese sentido, el Centro de Medicina Fetal ha desarrollado nuevos métodos basados en ecocardiografía fetal que permiten seleccionar con un 90% de fiabilidad los fetos con mayor riesgo cardiovascular. De esta forma, no es necesario alarmar innecesariamente a todos los progenitores y se podrán establecer medidas desde el inicio de la infancia en los niños con riesgo. En ese caso, un seguimiento más cercano de la presión arterial y pautas tan sencillas como una dieta equilibrada que promueva la salud cardiovascular, evitará que estos niños tengan problemas de adultos. Con buena alimentación y ejercicio, los órganos de estos niños se asemejarán a los normales en 2 o 3 años.

Más información: Centro de Medicina Fetal Barcelona (Hospital Clínic - Sant Joan de Déu)

Fuente: Assisted Reproductive Technologies are Associated with Cardiovascular Remodeling in Utero that Persists Postnatally