noticias

Noticias científicas

Ser fumadora pasiva también tiene riesgos en el embarazo

Son de sobras conocidos los problemas que comporta para el feto que la madre fume durante el embarazo, lo que no se sabía es que fumar pasivamente también puede estar vinculado con la pérdida gestacional. Según un estudio del Roswell Park Cancer Institute y la Universidad de Buffalo (Nueva York), el “humo de segunda mano” puede producir desde abortos hasta embarazos ectópicos.

fumadora-pasiva-embarazo

Las consecuencias del humo del tabaco

“Las mujeres que nunca han fumado pero que han sido fumadoras pasivas tienen un mayor riesgo de pérdida del feto", explica el investigador principal del estudio, Andrew Hyland. Estos resultados, publicados en la revista Tobacco Control, marcan un paso significativo hacia la clarificación de los riesgos que comporta la exposición al humo.

Un estudio fiable

El gran tamaño de la muestra –más de 80.000 mujeres– y la evaluación global de la exposición al humo de tabaco ajeno –no sólo se estudió cómo afecta el humo en el embarazo o la etapa reproductiva de la mujer, sino también en su infancia y en su edad adulta– añaden fuerza a estos hallazgos.

Casi el mismo riesgo que las fumadoras

Los resultados son claros: las mujeres con los niveles más altos de exposición al humo como fumadoras pasivas –a pesar de no haber fumado nunca– tenían mayor riesgo de pérdida gestacional que las que nunca habían estado expuestas. Un riesgo similar al observado en fumadoras. Los niveles más altos de exposición al humo ajeno fueron definidos por mujeres expuestas al humo en su infancia durante más de 10 años, adultas expuestos al humo en casa durante más de 20 años y adultas expuestos al humo en el trabajo durante más de 10 años.

Fuente: Roswel Park Cancer Institute (Nueva York) / Secondhand Smoke Exposure Linked to Adverse Pregnancy Outcomes