noticias

Noticias científicas

El cerebro de la embarazada se prepara para vincularse al bebé

La neuroplasticidad señala la capacidad de nuestro sistema nervioso para adaptarse continuamente a las experiencias vitales. La maternidad es una de ellas y, según investigaciones recientes, extensos cambios cerebrales tanto a nivel funcional como estructural ocurren en el periodo de gestación. El cerebro de las embarazadas se prepara para dar una respuesta emocional más intensa cuando miran al recién nacido.

mama-vinculo-bebe

El embarazo transforma las habilidades emocionales

Según un estudio elaborado por científicos del departamento de Psicología de la universidad londinense Royal Holloway, las mujeres embarazadas muestran una mayor actividad en la parte derecha del cerebro, el área relacionada con las habilidades emocionales. La investigación consistió en analizar las respuestas cerebrales de 19 mujeres embarazadas y 20 madres con bebés de pocas semanas al observar imágenes faciales de adultos y bebés con expresiones positivas o negativas. Es lo que se conoce como prueba de rostros quiméricos, y consiste en utilizar imágenes hechas de una mitad de una cara neutra combinada con la mitad de una cara emotiva para ver qué lado del cerebro se usa para procesar las emociones positivas y negativas.

La comunicación con el bebé

Las embarazadas "captaban" mejor las emociones de los rostros, utilizando el lado derecho de su cerebro más que las que han sido madres recientemente. Todos los cambios por lo tanto van encaminados a que una madre no rechace a su bebé, que lo quiera cuidar y proteger y que lo entienda mejor, teniendo en cuenta lo complicado que resulta "comunicarse" con un recién nacido, sobre todo al querer descifrar por qué llora.

¿Cómo procesamos la mirada del bebé?

“Nuestros hallazgos sugieren que durante el embarazo se producen cambios en la forma en que el cerebro procesa las emociones faciales que garanticen que las madres están neurológicamente preparadas para vincularse con sus bebés al nacer”, explica la Dra. Victoria Bourne, del Departamento de Psicología de la Royal Holloway. Según Bourne, del estudio también se deduce que las madres recientes que demuestran síntomas de depresión posnatal a veces interpretan las expresiones de su bebé de una forma más negativa de lo que realmente es.

Para los investigadores, el descubrimiento de los procesos neuropsicológicos que sustentan estos cambios es un paso clave hacia la comprensión de cómo pueden influir en la unión de una madre con su bebé.

Fuente: University of Royal Holloway London / “Preparing for parenthood: Pregnant women show increased activity in right side of brain”.