noticias

Noticias científicas

La dieta del padre antes del embarazo influye en la salud de sus hijos

Siempre se presta atención a la alimentación de la madre antes de la concepción de sus hijos –la ciencia ha demostrado que repercute en su salud–, pero pocas son las referencias sobre cómo la dieta del padre influye en el embarazo. Ahora, un estudio recuerda que la dieta paterna juega un papel crucial en la salud de su descendencia. A ellos les dedicamos esta noticia en el Día del Padre.

dia-del-padre-embarazo-ok

Los niveles de ácido fólico del padre influyen en sus hijos

El estudio, publicado en Nature Communications, se centró en la vitamina B9, también llamada folato, que se encuentra en una variedad de verduras de hoja verde, cereales, frutas y carnes. Es bien sabido que, a fin de prevenir abortos involuntarios y defectos de nacimiento, las madres necesitan ingerir cantidades adecuadas de ácido fólico en su dieta, pero la forma en que la dieta de un padre puede influir en la salud y el desarrollo de sus hijos no ha recibido casi ninguna atención.

El estilo de vida paterno, a tener en cuenta

La investigación, dirigida por la investigadora de la Universidad McGill (Canadá), Sarah Kimmins, muestra por primera vez que los niveles de ácido fólico del padre puede ser igual de importantes para el desarrollo y la salud de sus hijos como lo son los de la madre. De hecho, el estudio plantea que los padres deben prestar tanta atención a su estilo de vida y su dieta antes de concebir un hijo igual que las madres. "A pesar del hecho de que el ácido fólico se añade a una variedad de alimentos, los padres que ingieren alimentos con alto contenido de grasa, dietas de comida rápida o que son obesos pueden no ser capaces de utilizar o metabolizar el ácido fólico en la misma forma que aquellos con niveles adecuados de la vitamina", explica Kimmins.

Más riesgos

En el examen, llevado a cabo con ratones, los especialistas comprobaron que una dieta carente de ácido fólico en los progenitores daba como resultado descendientes con más problemas de varios tipos en el momento del nacimiento, como deformaciones o problemas en los huesos. El riesgo se incrementaba un 30% en relación a los casos en que la dieta era la correcta.

La relevancia de la epigenómica

Las causas científicas se encuentran en el epigenoma de los espermatozoides, es decir, en los cambios que sufren los genes en los cuales influyen la dieta y el estilo de vida de la persona. Los científicos concluyeron, por tanto, que el estilo de vida del padre puede tener una influencia directa en la salud del bebé. Ello también es aplicable si se tienen otros hábitos tóxicos, como fumar o beber.

Un estudio a largo plazo

Los investigadores llevaran a cabo una segunda fase del estudio, en la cual tomaran en cuenta las posibles relaciones entre la dieta paterna, el exceso de peso y la repercusión futura que ambas tienen en la salud de los hijos.

Fuente: "Low paternal dietary folate alters the mouse sperm epigenome and is associated with negative pregnancy outcomes". Nature Communications