noticias

Noticias científicas

El reposo absoluto sin motivo durante el embarazo podría ser perjudicial para el bebé

El reposo absoluto durante el embarazo puede ser perjudicial tanto para la madre como para el bebé, según se desprende de un reciente estudio del Delaware Centre for Maternal and Fetal Medicine (EE. UU.) que advierte que el reposo en cama durante el embarazo no sólo tiene pocos beneficios, sino que puede conducir a la depresión, a la pérdida de masa muscular, y a un mayor riesgo de coágulos de sangre, diabetes y a un bajo peso de los bebés al nacer.

reposo-embarazo

El reposo, una recomendación habitual en EE.UU.

Aunque el reposo absoluto es una recomendación poco habitual en España, sigue siéndolo en EE. UU, donde muchas embarazadas consideradas de riesgo, a menudo como resultado de complicaciones que van desde contracciones prematuras, riesgo de parto prematuro por presión arterial alta (preclampsia), retraso de crecimiento intrauterino o alto riesgo de aborto involuntario. De hecho, en EE.UU., las cifras muestran que a casi una quinta parte de las mujeres embarazadas se les recomienda reposo en cama. Sin embargo, no sólo no existen evidencias científicas que apoyen esta teoría, sino que la Sociedad de Medicina Materno-Fetal de los EE.UU. ya advierte del riesgo que esto supone.

Los inconvenientes del reposo en el embarazo

En este sentido, en mayo de 2013, una editorial de la revista más importante de Ginecología, Obstetrics and Gynecology, calificó de falta de ética pedir a las mujeres con embarazos de riesgo pasar su reposo literalmente en la cama. En junio de ese mismo año, otra editorial en la misma línea titulaba “Es hora de poner a descansar el descanso en cama”. Ahora, este último estudio norteamericano, confirma que prescribir reposo en cama así como poner los pies en alto no reduce la posibilidad de un parto prematuro, ni aumenta el flujo de sangre a la placenta cuando el bebé no crece lo suficiente. Al contrario, tiene muchos inconvenientes. Los más comunes son la pérdida ósea y muscular, que se inicia al cabo de pocos días, el riesgo de desarrollar coágulos de sangre en las piernas y otras enfermedades tromboembólicas, descompensación cardiovascular, desmineralización ósea, intolerancia a la glucosa, pirosis, estreñimiento, cefalea, mareos, fatiga, depresión y ansiedad.

El reposo en España

En España, sólo se indica reposo tumbado a mujeres con riesgo de parto pretérmino o que ya tiene contracciones –es decir, muy al final del embarazo–, y no necesariamente en la cama, sino en un sofá o cualquier butaca que permita la posición más indicada: el cubito lateral, es decir, de lado, ya que en esta posición la irrigación del útero es máxima.

Fuente: Delaware Center for Maternal and Fetal Medicine