noticias

Noticias científicas

La preclampsia durante el embarazo se asocia a un mayor riesgo de autismo

El autismo es un trastorno del desarrollo que ha aumentado notablemente en los últimos años entre la población infantil, y sobre el cual todavía hay muchas incógnitas. Los investigadores buscan posibles factores de riesgo para contribuir a su prevención y entre las últimas investigaciones se han hallado pruebas de que el autismo podría originarse en el embarazo.

preeclampsia

La relación entre autismo y preeclampsia

En la misma línea, un nuevo estudio relaciona la preeclampsia, una complicación con alta incidencia en los embarazos, con un mayor riesgo de autismo en el niño.

Investigadores del Instituto MIND de la Universidad de California-Davis (EE.UU.) han estudiado a más de 1.000 niños de entre dos y tres años de edad y encontraron que los niños que presentaban algún trastorno del espectro autista tenían el doble de probabilidades de que sus madres hubieran tenido complicaciones en la gestación relacionadas con la preeclampisa.

Los niños fueron divididos en grupos: 500 niños diagnosticados con autismo, casi 200 habían sido diagnosticados con retraso en el desarrollo y 350 niños presentaban un desarrollo normal. Todas habían sido diagnosticadas con preeclampsia en sus embarazos, pero se ha puesto el foco en el grado de gravedad que presentaron y las complicaciones ocasionadas por la enfermedad.

Efectos en el desarrollo

Encontraron que las madres de niños con autismo y niños con retraso en el desarrollo eran significativamente más propensas a haber tenido insuficiencia placentaria, preeclampsia grave o ambas situaciones, en comparación con las madres de los niños que se estaban desarrollando normalmente. Los niños con autismo de madres con preeclampsia también tenían más probabilidades de tener un funcionamiento cognitivamente inferior.

Según los expertos, la preeclampsia podría limitar la disponibilidad de nutrientes y oxígeno hacia el feto afectando así su desarrollo cerebral. A raíz de las últimas investigaciones se empieza a valorar el papel de la preeclampsia como un posible factor de riesgo para el autismo, por tanto se buscan medidas para prevenirla y disminuir las complicaciones que acarrea.

Fuente: Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine