noticias

Reportajes

Eduard Estivill: “Crear buenos hábitos es la clave para enseñar a dormir a los bebés”

Un tercio de los niños presentan problemas de sueño. Eduard Estivill, médico pediatra especialista del sueño y autor de libros de divulgación sobre Medicina del Sueño, hace años que explica qué debemos hacer los padres para conseguir que nuestros hijos duerman bien sin maleducarlos. ¿La clave? Establecer unos hábitos claros y bien definidos desde bien pequeños. De hecho, como nos ha contado en esta entrevista en exclusiva para inatal, nada mejor que empezar a asentar unas buenas rutinas del sueño desde el primer día de vida del bebé. "Dormir no es una novedad para el recién nacido; la ciencia nos demuestra que el feto duerme ya en el útero materno y que, por tanto, tiene una capacidad natural para dormirse. Sólo necesita un ritmo determinado: estar despierto un rato, para luego quedarse dormido sin ningún estímulo externo. Es así también cómo duerme un feto". 

El sueño del feto

Desde hace años sabíamos, por la simple observación de las madres, que los fetos tenían períodos de actividad y periodos de quietud. Se suponía que cuando se movían estaban despiertos y cuando estaban quietos era porque estaban durmiendo. Hoy en día, y gracias a las ecografías, sabemos que los fetos alternan el sueño activo (el bebé está dormido pero mueve levemente los brazos, las piernas y la boca, emite breves sonidos y mueve los ojos) y tras 40 minutos durmiendo así, el sueño tranquilo (descansa profundamente, su respiración es regular y apenas se mueve).

El sueño del recién nacido

Pues bien, cuando el bebé nace sigue un esquema muy similar al del feto, iniciando su dormir con el sueño activo. Aunque parezca que está inquieto, nunca debemos interrumpirle con caricias o acunándolo, pues 40 minutos después se dormirá durante 3 o 4 horas. Sin embargo, a medida que crece el bebé tiene que aprender a dormir cada vez más horas seguidas. Es aquí cuando entran en juego los hábitos que facilitarán el cambio de ritmo del pequeño, la mayoría basados en crear unas dinámicas entorno a la alimentación y el sueño. Entre ellas (y en este orden), mantenerlo despierto mientras come, después de comer mantenerlo activo 15 minutos más, cambiarle el pañal y ponerlo en la cuna cuando aún esté despierto para que aprenda a dormirse sólo. 

 

 

 

 

La opinión expresada por fuentes de información externa o por los links indicados puede no reflejar la opinión o intereses de inatal.