noticias

Noticias científicas

Nada de alcohol en el embarazo: solo el 2% de embarazadas sabe que es perjudicial

¿Puedo tomar alcohol en el embarazo aunque sea solo un poco? No. Lo hemos contado muchas veces: el alcohol puede perjudicar el crecimiento del bebé y su neurodesarrollo al pasar directamente al feto a través de la placenta. Aún así, un estudio de BCNatal alerta que 2 de cada 5 embarazadas sigue consumiendo alcohol y solo el 2% es consciente que una sola copa puede ser perjudicial. 

alcohol embarazada

'Consumo social' de alcohol en el embarazo

El 42% de las embarazadas consume alcohol, aunque sea un 'consumo social', lo que equivaldría a una copa de vino a la semana. Lo advierte un estudio elaborado por BCNatal, el Centro de Medicina Materno-Fetal del Hospital Clínic y el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. Y constata que sólo entre el 2% y el 3% de las mujeres son conscientes de que una sola copa de vino es perjudicial. “El consumo de alcohol está tan integrado en la vida cotidiana que ingerir pequeñas cantidades se ve inofensivo o no se considera como un consumo de verdad”, explica la doctora Gómez-Roig, investigadora principal.

En el cabello se pueden medir los niveles de alcohol

Durante el estudio, financiado por "la Caixa", los médicos preguntaron a través de cuestionarios por el consumo de alcohol y tabaco en el embarazo a 153 mujeres. Y paralelamente, se les tomó una muestra de cabello de 9 centímetros –un cm de pelo corresponde a un mes–, para detectar marcadores de consumo de tabaco y alcohol. El National Centre on Addiction an Doping de Roma analizó las muestras y las clasificó en tres niveles de consumo: 1. abstinencia, 2. consumo social, que equivale a una copa de vino a la semana como máximo, y 3. consumo excesivo crónico. Mientras que en el consumo de tabaco los resultados de la entrevista y de los análisis fueron muy parecidos, en el caso del alcohol los resultados fueron dispares. El 42% de las embarazadas tenía valores de alcohol en el cabello correspondientes a un consumo social.

Más campañas de concienciación 

Los resultados del estudio, que publica la revista Alcohol, han llevado a los investigadores a pedir que se impulsen campañas de sensibilización como las que se llevan a cabo con el tabaco porque cualquier consumo de alcohol puede incidir negativamente en el crecimiento del bebé y afectar a su neurodesarrollo.

¿Por qué el alcohol es perjudicial para el feto?

Cuando la embarazada bebe alcohol, este pasa directamente al feto a través de la placenta, donde es tóxico para su tejido neurológico. Su forma más grave por consumo excesivo causa el síndrome alcohólico fetal, que provoca retraso intelectual y malformaciones. Pequeñas cantidades pueden interferir en la formación del cerebro y producir problemas de comportamiento y aprendizaje. También puede alterar la absorción de nutriente y el crecimiento fetal, además de asociarse a una mayor prematuridad.

 

Más información: 

Ni una copa de alcohol durante el embarazo, 'La Caixa'i una copa de alcohol durante el embarazo, 'La Caixa'

Differential correlations between maternal hair levels of tobacco and alcohol with fetal growth restriction clinical subtypes