noticias

Noticias

La contaminación podría estar relacionada con los defectos cardíacos congénitos

Sabíamos que la contaminación atmosférica es una de las causas del bajo peso al nacer. Pues bien, ahora parece que las emisiones industriales al aire podrían estar relacionadas también con anomalías cardíacas que se desarrollan mientras el corazón se está formando en el útero, según una investigación de la Universidad de Alberta (Canadá) que aún está en marcha y que ha sido presentada en las Sesiones Científicas anuales de la American Heart Association.  

contaminacion embarazo

Gemelos: por qué hay diferentes tipos y por qué es tan importante saberlo

En uno de cada cien embarazos, aproximadamente, se producen de forma espontánea dos, o más, embriones. Los embarazos gemelares (dos fetos) no siempre son iguales. Algunas diferencias son muy conocidas y otras, las más importantes para el embarazo, no tanto. En esencia, clasificamos un embarazo gemelar de dos formas: gemelos idénticos o mellizos, y bicoriales o monocoriales. 

gemelos blog2OK

¿El parto vaginal es más seguro para los prematuros?

Los bebés muy prematuros tienen menos problemas para respirar si nacen por vía vaginal que por cesárea, según sugieren los resultados de un estudio realizado sobre más de 20.000 recién nacidos de la Facultad de Medicina de Johns Hopkins, Baltimore. Los autores hallaron que, independientemente de la causa de la cesárea (por complicaciones gestacionales o enfermedad materna, por ejemplo), el parto vaginal tendía a ser más seguro. 

bebe-respiracion

Reducir y predecir la prematuridad, un reto para la investigación médica

En sociedades desarrolladas de un 7 a un 12 % de niños aún nacen prematuros. Una cifra que no se ha logrado reducir, a pesar de que se ha mejorado mucho la atención médica. Junto al retraso de crecimiento, es uno de los grandes retos que todavía necesitamos solucionar, pues ahorraría sufrimiento y dolor en miles de personas cada año, y reduciría el coste sanitario que supone para la sociedad.

nino-incubadora

Comer fruta y verdura en el embarazo protege al feto de la exposición a ciertos químicos

La exposición de la embarazada al humo del tabaco o a unas sustancias tóxicas ambientales llamadas hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), presentes en el aire o en ciertos alimentos, se asocia a un crecimiento prenatal reducido del feto. Sin embargo, un estudio publicado en Environmental Health Perspectives demuestra que las madres embarazadas pueden proteger a sus fetos de esta exposición química incluyendo más frutas y verduras en su dieta. Un hallazgo que vuelve a señalar la importancia de la dieta de la embarazada para un correcto desarrollo del niño.  

fruta-verdura-embarazo

La contaminación atmosférica, aunque sea baja, aumenta el riesgo de bajo peso al nacer

La exposición a los contaminantes del aire durante el embarazo, incluso a niveles inferiores a los estipulados en las directivas de calidad del aire actuales de la Unión Europea (UE), aumenta significativamente el riesgo de un menor crecimiento fetal. Esa es la conclusión a la que ha llegado uno de los mayores estudios epidemiológicos prospectivos publicado en The Lancet Respiratory Medicine.  

contaminación-ambiental-embarazo